Buenos Aires: dia 4

 

jardin japones

I

Asumo mi incultura.Yo sólo había visto un jardín japonés  en las películas.Así que pasearme por uno de verdad, verdad resultó ser una inmejorable experiencia. Creo que es una experiencia dificil de explicar más que contar es un asunto de sentir.Todo está acondicionado para la reflexión. Para detenerse a ver. Para que recorras por dentro y por fuera. Y también es por supuesto un jardín de hermosas flores y árboles. De piedras y puentes.

 

 

II

 

Ya que estábamos en Palermo no podíamos dejar de visitar el Museo de Evita Perón. Uno de los mayores mitos de América Latina. Sin duda hubo un antes y después de Evita y con seguridad debe ser el primer santo político del siglo XX. Escuchar los mensajes de Evita aún hoy eriza los pelos. También se hace evidente que la lucha por los descamisados no reñía con estar a la moda. También que Evita Perón, su discurso, es un modelopara la política del siglo XX y XXI. “Sólo los humildes salvan a los humildes”.

 

 

Buenos Aires: Dia 3

Metro Buenos Aires

I

El día de hoy empezó tarde. Descansamos del agotamiento de varios días. Desayunamos unas ricas empanadas  horneadas de trigo: de carne, de cebolla y queso, de espinacas y de maiz.

Fue un dia de caminar y de compras.  Fuímos a una Libreria Losada en Corrientes casi directo al área de comunicación. Queríamos llevarnos de todo. Era nuestra primera visita  a una libreria argentina. Allí compramos cuatro libros: Fans, Blogueros y Videojuegos y Piratas de textos de Henry Jenkins dos libros que necesitaba leer luego de haber añadido Convergence Culture entre mis indispensables. Otro libro adquirido lleva por nombre La Conquista del poder, que es un estudio de tres expertos sobre las elecciones y campañas presidenciales en américa latina. Es un libro que se suma a la pila de libros sobre marketing político que tengo en casa desde hace algún tiempo debido a mi interés en el tema desde hace años. El cuarto libro es del particular interés de mi esposa: Televisión y Calidad, el debate internacional de Richeri y Lasagni un libro que pinta indispensable para los interesados en la televisión de servicio público como mi esposa. Entrar a una librería de acá solo pone en evidencia el ostrascismo cultural al que estamos siendo lentamente sometidos.

II

Hoy conocimos el subte  de Buenos Aires que acaba de cumplir 99 años.Nos montamos un par de veces en él.Algunos trenes con vagones grafiteados, otros no. Muchas escaleras y tiendas dentro de las estaciones. Recargamos nuestra tarjeta SUBE para poder viajar en el metro.

III

Además de comer empanadas hoy entramos a un café. A un bar café. Necesitabamos reponer energías y tomamos un con leche con una crepe con dulce de leche. El café regular, pero la crepe con dulce de leche resultó estar demasiado divina. Nos animó lo que quedaba de mañana.

IV

La Tribu Hoy entré por primera vez a la emisora de radio alternativa La Tribu. Allí mi hermana colabora  y hace vida cultural. Sólo dio tiempo para tomar un par de fotos conocer a un par de personas y poco más. Pero se nota de lejos la concepción de radio alternativa y cultural, con espacio para eventos distintos e incluso un bar. Pinta bien.

V

Carne finalmente comimos hoy un buen pedazo de carne argentina: bife de Chorizo y Vacío. La verdad no deja de sorprenderme como la buena carne practicamente se derrite en la boca.

VI

Para que quede como registro no solo compramos libros hoy sino también preciosa ropa para nuestra beba. Que no solo de intelectualidades vive el hombre ( y la mujer).

 

 

Buenos Aires : día 2

Lo más destacable del día fue sin duda la visita a la Plaza de Mayo. Ver a las Madres de la Plaza de Mayo dar vueltas a las 3:30 de la tarde como todos los jueves. También ver sus divisiones (que ya conocía) entre las de la línea Fundadora que siguen con sus carteles reclamando a los desaparecidos en absoluto silencio y las de la línea de la Fundación sin carteles pero con muchas consignas ideológicas y un cierre en el que la gente que les acompañó en sus vueltas grita: “Madres,el pueblo las abraza”. Fue contrastante por decir lo menos.

II

Fue un dia de caminar. Caminar desde nuestra casa en Sarmiento hasta la Plaza de Mayo y luego hasta Puerto Madero donde compramos en las oficinas del Buquebus nuestros pasajes para Uruguay.Así que en unos días Montevideo nos espera. Después conocimos las colas bonarenses.Nos montamos en el bus 132 para ir hasta La Vecindad en Caballito y lo que se suponía sería un viaje de no más de 1 hora fue casi de tres.

III

Perdímos la noción del tiempo.Cuando suponíamos era aun más tempran oresultaba que era más tarde de lo esperado. Falta de costumbre con el verano, supongo.

IV

Café. Empezamos nuestra propia ruta del café en Buenos Aires. La ciudad está repleta de cafés. Aunque según mi hermana el café en Argentina es muy malo. Entramos a un café gourmet.Establecimiento del café es su nombre. Probamos un café de Sumatra, medio insipido para nuestro gusto y otro de Brasil más sabroso. Algo que si notamos es que en realidad en las cafeterías no sirven tampoco café como debe ser. Pedimos un expresso y nos sirven lo que aquí llaman un pocillo. Que por la cantidad parece bastante más que un expresso aunque sea servido en taza pequeña.

IV

En casa de mi hermana comimos nuestros primeros pedacitos de carne Argentina. Preparados por su novio.

Buenos Aires : día 1

Sarmiento-Yo lo que he notado es que la gente que viaja es la que no quiere a Chávez. La gente que viaja tampoco quiere a Cristina .- nos dice el taxista que nos lleva del Aeropuerto a la casa de la suegra de mi hermana.

Nunca he estado en Buenos Aires antes, mi esposa tampoco y mi hija de 5 meses mucho menos.

Llegamos pasadas las 4 de la madrugada, con dos horas de retraso y una hermana que ya se preocupaba porque no nos veía salir.

Lo primero que pensé de Buenos Aires  mientras ibamos del aeropuerto a casa es lo mucho que se me parecía a Barcelona, España. Supongo que lo más obvio son los taxis negri amarillos idénticos a los de la ciudad condal de mi infancia. Y los edificios,los ascensores y las señales de tránsito.

Hoy sólo hicimos recorrido de ubicación. Caminos por Corrientes, por Callao, pasámos por el Congreso.Antes de las cinco pm ya estabamos en casa. En Sarmiento. Caímos muertos porque los dos últimos días no han sido normales. Casi sin dormir.

Hoy comimos unas pizzas súper buenas, algo gruesas pero sabrosamente amasadas. Con tomate de verdad. En Corrientes, nos llevó mi hermana. Un sitio en el que seg{un mi hermana comen todos los trabajadores de la zona. Está desde 1935 así que no le debe haber ido mal. A las pizzas por encima le ponen un pastel como de garbanzos que no queda nada mal.

En la tarde noche no ha hecho sino llover. No vinimos preparados para eso sino para un verano inclemente. Ya veremos.

En Corrientes entramos de curiosos a un sitio gourmet-cafetería que según mi hermana es uno de los pocos sitios decentes para tomar café en Buenos Aires. Venden el grano de café.Brasileño y colombiano.Según lo que hemos aprendido están vendiendo pichache. No tienen tostado uniforme, ni grano uniforme. No es en realidad café premium aunque lo venden como tal. En todo caso. Queda pendiente probar el café del lugar.

6 preguntas sobre Chávez, chavismo y futuro

¿Por qué Chávez decidió rodearse de pragmáticos, negociadores? Fuera de la escena gente como Jaua o Erika Farías más radicales.

Siempre Chávez ha avanzado con aquella vieja máxima maoísta de dos pasos adelante uno para atrás, puede perderse una batalla pero se puede ganar la guerra.No importó perder la reforma constitucional, porque en el momento adecuado se fue introduciendo a través de leyes elaboradas apartir de la Ley Habilitante, por poner un ejemplo obvio. Llama la atención que además se rodea en lo que viene siendo su momento final, no de los más radicales que lo acompañaron en su campaña (Jaua, Isturiz, Farías, Menéndez fueron harto visibles) sino aquellos que son menos radicales e ideológicos, en suma más pragmáticos: Diosdado Cabello, Rafael Ramírez, incluso Nicolás Maduro ¿La revolución será negociada? ¿Son los que garantizan la estabilidad dentro de los factores de poder dentro del chavismo? De cara a un futuro sin Chávez, el mismo presidente sabe que requiere en primer lugar de un partido sólido.
[pullquote]De cara a un futuro sin Chávez, el mismo presidente sabe que requiere en primer lugar de un partido sólido.[/pullquote]
¿La oposición se atreverá a usar la posible muerte de Chávez para desmovilizar al chavismo?

Antes del inicio oficial de la campaña presidencial el liderazgo opositor en general fue bastante respetuoso de la enfermedad de Chávez.Pudo haber usado la enfermedad de Chávez como parte de una guerra sucia y sin embargo no lo hizo ¿Lo ahora cuando el mismo presidente ha reconocido que puede morir? En una última semana en la que si el presidente no es capaz de responder es suficiente para sembrar la duda y el desánimo entre el chavismo para que no vaya a votar.

¿El chavismo se desmoralizará o logrará usar la posible muerte de Chávez para comprometer a su electorado?
El chavismo tiene dos opciones o desmoralizarse y no ir a votar en las próximas elecciones con lo que podría perder posiciones de poder ya ganadas de cara al estado comunal o usar la posible muerte de Chávez como una manera de comprometer a los electores con los ideales del proceso. La segunda opción es desde luego la que permitiría al chavismo como proyecto partidista trascender más allá de Chávez.

¿La oposición entenderá que el chavismo hace rato que trasciende al presidente?
El presidente Chávez puso en el centro de la política venezolana la pobreza. La gente acogió la importancia de la inclusión como norte de un proyecto político como en los tiempos de Betancourt lo fue la democracia. Con el gobierno de Chávez efectivamente muchos pobres dejaron de serlo aunque como muestran las mismas cifras del gobierno en los últimos años éste era cada vez más un logro en retroceso. El chavismo ha sido sin duda en estos 14 años mucho de inclusión y de participación. Podemos discutir en otro momento que tanto ha sido de simbólica y de real pero ambas son igualmente importantes. Este discurso de la inclusión y el empoderamiento de sectores excluidos ha logrado calar hondo, hacerse cotidiano en sectores populares y clases medias, se reivindica aunque no se practique, se naturalizó de tal manera que para muchos si bien Chávez es el conductor indispensable hay un proceso que lo trasciende y hace que gente diga cosas como: “yo no estoy en el PSUV pero si con el proceso”.

[pullquote]El chavismo ha sido sin duda en estos 14 años mucho de inclusión y de participación[/pullquote]

¿Logrará el chavismo partidista superar sus contradicciones internas para poder dirigir al chavismo popular?
Sostengo desde hace varios años que podemos hablar de dos chavismos de manera fundamental : 1) el partidista vinculados a organizaciones partidistas,burócratas, a seguidores de líneas a una cultura más de centralismo democrático leninista que le da estructura al chavismo ; y 2) un chavismo popular que se estructura en torno a un acto de fe, al imaginario de un cambio, a una inclusión y una serie de organizaciones sociales preexistentes al gobierno de Chávez que han sido reiteradamente vapuleadas por el chavismo partidista. El chavismo popular es el que protesta cuando le imponen candidatos desde Caracas, el que reclama mayor participación en las decisiones y que se escuche su voz. El chavismo partidista ,sin un chávez carismático que lo dirija, necesita necesariamente acercarse más a éste chavismo popular que es en dónde está de alguna manera el alma del chavismo y para quienes ese chavismo partidista no son más que un montón de oportunistas y burócratas que no han permitido al presidente que se hagan los cambios como debe ser o que sepa las cosas que en realidad suceden. El chavismo necesita limar estas diferencias, acercar estas posturas sino quiere convertirse en el futuro en algo más que un aluvión.

[pullquote]El chavismo partidista ,sin un chávez carismático que lo dirija, necesita necesariamente acercarse más a éste chavismo popular[/pullquote]

¿Cúal chavismo partidista sobrevivirá? ¿el socialdemócrata o el revolucionario de los últimos tiempos?
No es una pregunta tonta. Desde el punto de vista de la reducción de la pobreza los primeros años del gobierno de Chávez fueron mejores que el segundo sexenio. Menos discurso radical fue más eficiente en la inclusión. Además la mayoría de las investigaciones demuestran que la gente asocia su ideal político en una mezcla de democracia, respeto a la propiedad privada e inclusión de las mayorías. Si el chavismo del primer sexenio se compara con los últimos 30 años en los que el neoliberalismo y el capitalismo financiero se impuso en el mundo puede parecer radical. Pero si por el contrario se compara con el Estado de Bienestar que existió en buena parte de Europa durante mucho tiempo no lo es tanto. El primer chavismo, el de la constitución del 99 fue sobre todo un proyecto de inclusión. El segundo chavismo , el revolucionario, es sobre todo un proyecto de poder excluyente y desmantelador del llamado estado liberal.

[pullquote]Menos discurso radical fue más eficiente en la inclusión.[/pullquote]

 

La salud de Chávez en 4 razones  de Rafael Uzcátegui que también pone en contexto y analiza los recientes acontecimientos.

Chavismo popular, izquierda y religiosidad




A lo mejor porque Fidel Castro estudió con los jesuítas, o porque la teología de la liberación fue tan influyente incluso en la izquierda más radical . Quizás porque existe la agenda latinoamericana del padre Casaldaliga con su martirologio latinoamericano como santo y seña de quiénes se consideran progresistas . O porque el Ché Guevara murió para convertirse en mito y en un santo al que le rezan en el lugar de su muerte. O al que ahora se le puede visitar en su mausoleo en Santa Ana, Cuba. La izquierda latinoamericana no tiene arca de Noe pero si tiene Granma. Un barco   que al verlo uno no puede dejar de  preguntarse : ¿Y en esto llegaron para hacer la revolución? Tiene también sus mandamientos en los libros de Martha Hornecker, en los breviarios del FCE, o en  el humor según Rius.
El opio del pueblo en la religión ajena
En América Latina el materialismo histórico dialéctico no choca con la religiosidad. El opio del pueblo es siempre la reliogiosidad del otro ,no la propia. Se peregrina a la Habana aunque últimamente también se hace el camino de Santiago, pero de León de Caracas y no de Compostela. La izquierda latinoamericana está llena de predicadores, de Mesías. En los años 60 fueron el Ché y Fidel, en los 90 un subcomandante Marcos y entrado el siglo XXI un teniente coronel. La izquierda latinoamericana tiene como no, sus apóstoless en personajes como Gabriel García Marquez, Eduardo Galeano, Hebe de Bonafini y unos cuantos más. Judas traicionó a Cristo, y al Ché Guevara  lo traicionó el partido comunista boliviano y los campesinos por los que pretendía luchar. Las venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano es un libro iniciático que bien podría ser la considerada la biblia de la izquierda latinoamericana de cuyas páginas es imposible olvidar que con toda la plata que se robó Europa del Cerro Rico de Potosí se habría podido construir un puente que atravesara el océano atlántico.

Fidel Castro pasó de ser el predicador de los años 60 al Papa de las nuevas revoluciones. La paz de los focos guerrilleros del continente sólo es posible con su intermediación. Tan pronto estuvo en libertad el futuro presidente Chávez viajó a La Habana donde fue recibido casi como un presidente y ,como no, bendecido por Fidel para todo el continente.Y por supuesto, la izquierda latinoamericana también tiene su resurrección. Al tercer día (del golpe de Estado) Chávez regresó.

Un caldo de fé del que todos beben
Así pues el liderazgo carismático, religioso, el acto de fe en Chávez del chavismo popular# está sostenido en una larga historia que los devotos pueden o no conocer pero que desde el poder si se conoce y se amplifica con imágenes y en las maneras de construir su relato. También la conexión religiosa del presidente se sostiene sobre las múltiples devociones preexistentes de los venezolanos: la devoción a advocaciones marianas como la virgen del valle, o la virgen de la Chiquinqurá, pasando por el siervo de Dios el médico José Gregorio Hernández, la india Marialionza, Negro Primero, el mismo Juan Vicente Gómez al que le prenden velas y como no a la ya famosa Corte Malandra. Pero sin duda la verdadera religión nacional de la que ha hecho uso y abuso el presidente Chávez es la religión bolivariana. Simón Bolívar murió pobre, con ropa prestada luego de haber peleado por  la libertad en casi toda américa del sur. Bolívar hizo de todo y lo hizo bien. Al menos eso es lo que nos cuentan de éste super hombre como lo calificara J. A. Cova en su libro. Bolívar el que fue traicionado por venezolanos y colombianos en la construcción de ese sueño que se llamó Gran Colombia. Ese Bolívar que se ensalza en las sociedades bolivarianas escolares o en la Cátedra Bolivariana de bachillerato. Es Bolívar nuestro libertador cuya épica quedó inconclusa pendiente de que otros la concluyeran. Un Bolívar siempre glorificado desde Páez pasando por Guzmán Blanco hasta llegar como no a nuestros días con una logia militar que conocimos como el Movimiento Bolivariano 200 y luego al poder con el Presidente Chávez.
De representar al pueblo a serlo
En 1998 Hugo Rafael Chávez Frías fue electo por primera vez. Elegido por los venezolanos, por el pueblo para que gobernara el país. En ese instante en que resultó electo el presidente Chávez se convirtió en el representante del pueblo. Un representante además que traía de nuevo al escenario político a la religión durmiente del bolivarianismo. De quién como miembro del ejército venezolano “forjador de libertades” Chávez se sentía representante. Con Chávez los ideales de Bolívar regresaban al poder.

De representante del pueblo el presidente fue convirtiéndose en su voz, reivindicaba en su discurso al pueblo y a lo popular que habían sido lentamente dejados de lado en los gobierno previos a 1998. Chávez asume que la voz del pueblo es la voz de Dios y por tanto había que obedecerla. En el transcurso de estos años y gracias a la propaganda el presidente Chávez ha dejado de ser la voz del pueblo para consustanciarse con él llegando a decir que “ el pueblo es Chávez y Chávez es el pueblo, sobre todo el corazón del pueblo”. Chávez fue convirtiéndose lentamente primero en el redentor de la causa bolivariana, luego en el redentor de la izquierda latinoamericana venida a menos luego de la caída del bloque soviético y la arremetida neoliberal en el mundo y finalmente redentor del pueblo en la tradición de los descamisados de Perón y Evita. Chávez en el imaginario de muchos es él mismo una santísima trinidad. Aunque no la nombren de ésta manera.

Por supuesto Chávez no es Dios. Pero ha logrado construir un relato de si mismo que tiene en Venezuela sólidas bases en las que apoyarse. Y él como político las ha aprovechado. Su constante referencia a lo religioso, a lo bolivariano y al pueblo son una clara expresión de esto. El presidente Chávez ha logrado promover como culto una mezcla de radicalidad conservadora. Su discurso es radical y épico pero apela constantemente a lo religioso expresado de distintas maneras, al bolivarianismo que tenemos los venezolanos tan inculcados y a una idea simple de democracia como gobierno del pueblo en la que se ajusta a sus particulares intereses el concepto de pueblo. Es mejor comprender de una vez que incluso sin la presencia física del presidente Chávez la conexión del chavismo popular izquierda y religiosidad llegó para quedarse.  Habrá que convivir con ella.


De la sociología de las emociones a los movimientos sociales

Alguien me habla de sociología de las emociones. Googleo un poco y termino en un tema que siempre me ha interesado pero que había dejado un poco de lado: Los movimientos sociales.  Creo que mi primer contacto teórico con el tema fue con el libro Movimientos sociales: perspectivas comparadas  y con el tomo II de la Era de la Información de Manuel Castells. Le seguiría la pista a la Batalla de Seattle y el movimiento Alterglobalizador, me leería No Logo y Luego Vallas y Ventanas  de Naomi Klein, sería asiduo lector de Indymedia y Rebelión. Y admirador del trabajo de la revista Adbusters de Canadá y de Amor y Rabia de México. E incluso en INdymedia moderador del foro para la creación de Indymedia Venezuela. Cuando vi la materia  Nuevas teorías de las relaciones internacionales con Elsa Cardozo en las Escuela de RRII mi ensayo final llevó por nombre : “Los movimientos sociales como actores internacionales”.

Contrario a lo que mucha gente de izquierda piensa creo que una de las mejores cosas que le puede pasar a un movimiento social es institucionalizarse. Hacerlo le permite asumir poder porque la sociedad en su conjunto termina asumiendo sus temas o parte de ellos (sino que lo digan: negros, mujeres , homosexuales, ecologistas etc que han naturalizado sus temas en la sociedad). Una de las formas de institucionalización de los movimientos sociales son obviamente las organizaciones no gubernamentales ,y yo he trabajado para  4 de ellas en Venezuela (Sinergia, Red de Apoyo, Provea y OVCS ) tratando de fortalecer redes o haciendo su comunicación más eficiente.

Así que ahora ando leyendo sobre éste tema  (sociología de las emociones)  y actualizándome en éste otro (movimientos sociales , comprendiendo la manera en que se conectan, para que quede constancia por aquí. En mi blog que tengo medio abandonado y con varios textos a medio terminar.

 

Pulse vs Google Currents

Tengo meses usando tanto Pulse como Google Currents para leer contenidos en mi ZTE Racer con Android 2.3.7, un android de gama baja. Escribo aquí una pequeña comparación.

Pulse

Fue el primero que empecé a usar. Aun Flipboard no estaba para Android y gozaba de muy buena recomendación en el entonces Market de Android. Es realmente sencillo de usar. Permite crear categorías en las cuales agrupar los feed. Permite ver en un solo pantallazo las actualizaciones de todas las publicaciones a las que uno esté suscrito y carga realmente muy rápido. Se pueden seleccionar los feeds de una serie propuestos por Pulse o también añadir el de cualquier sitio conociendo previamente su dirección. Más recientemente propone fuentes a partir de Facebook o Twitter, de los enlaces que compartimos. Otra cosa a destacar es que la lectura en el telefono es vertical, a la que estamos más acostumbrados si venimos de leer en la web. Mi telefono al menos carga de manera mucho más rápida Pulse que  Google Currents y el redibujado de la página cuando se cambia el telefono de vertical a horizontal en Pulse también es mucho más rápido. También permite en la misma página que se lee el artículo cambiar el tamaño de la tipografía.

Google currents

Parece más pensado para su uso en tabletas y para que los productores de contenido tengan más control sobre lo que publican. Lo empecé a usar antes de que lo abrieran para su uso fuera de Estados Unidos. Y lo hice porque trabajando en Provea me parecía la oportunidad de hacer una publicación dirigida a smartphones y tabletas a bajo costo y con pocos click de ratón y con un nivel mínimo de personalización.  Currents está pensado en la lógica de revista. Así pues al entrar a la aplicación uno se encuentra con unos titulares rotativos en grande y unos pequeños cuadros de navegación horizontal que corresponden a cada uno de los feeds o publicaciones a las que uno se haya suscrito. Y es que tiene de entrada esa doble vertiente: puedes incorporar los feed de los sitios webs que te interesen o puedes suscribirte a publicaciones preformatedas o incluso a los feeds de Google plus de curadores sugeridos por el sistema. Por esta lógica se necesita un mayor número de clicks para acceder al contenido propiamente dicho y por alguna razón que no llego a saber se tarda más en dibujar el artículo cuando se pasa de vertical a horizontal. Además , a diferencia de Pulse, no parece reconocer el tamaño de la pantalla para adecuar el texto sino que hay que hacerlo presionando un par de veces el puntero. Estas sin duda son dos de las cosas que me molestan de Currents.

Del lado del productor de contenidos si que Currents es incomparable con Pulse pues permite nombrar secciones, añadir feeds de youtube. ordenar los contenidos e incluso supervirsar lo que se lee y como a través de Google Analytics. Además certifica que tengamos derechos sobre el contenido que estamos publicando obligando a colocar una línea de código en la web que sea fuente del contenido. A eso hay que añadirle que se le pueden incorporar cabeceras de sección o contenido especial directamente desde Google docs. Google prometió además que en el transcurso de éste año se podría incorporar publicidad a las publicaciones en Currents.

Desde luego cada aplicación responde a un modelo en mente. Pulse a una revista construida por los usuarios y Currents a una mezcla en la que el gusto de los usuarios se mezclan con propuestas completas de contenido.

 

 

Postdata #1

Para obligarme a escribir, para poner en un mismo sitio todas esos enlaces dispersos he decidido crear esta Postdata de éste Colofón con algunas  de las cosas que me han llamado la atención en esta semana.

 

Para ver cine sin remordimientos. Películas en dominio público (Al menos en Estados Unidos) 🙂

La recentralización como fenómeno natural de Internet (y cómo detenerla, con Neutralidad) en Versus

21 sindicalistas asesinados en lo que va de año según el OVCS

Los problemas de la China ya  se empiezan a sentir en Obama World

Sobre el nuevo libro de Vargas Llosa, una entrevista por Jan Martínez

 

 

Al tercer día regresó


 Chávez en abril de 2012. Foto Telesurtv

 

Es miércoles 10 de abril en una arepera de Las Mercedes. Ya ha caído la noche y un grupo de miembros de la organización no gubernamental Asamblea de Educación se reúne para comentar la jornada de protesta ese día en los alrededores de la sede de PDVSA Chuao. Llega Leonardo Carvajal, director de la ong, con las noticias. Se está hablando de convocar una marcha hasta Miraflores para el sábado 13 cuando en la Coordinadora Democrática calculan que podrán tener lista la logística para la movilización.

 

11 de abril

Cuando llegué pasado el mediodía a Chuao aún se concentraba gente en el lugar. Llamé a mi viejo para preguntarle en dónde estaba. Según me dijo en ese momento entraba a la avenida Bolívar. Uno era todo parte de una masa, simplemente me dejaba llevar por un ambiente de convicción festiva. Solo luego sabría que en la autopista, a la altura del hotel Aladdin, le habían disparado a un profesor. A la altura de los tribunales, allí dónde termina la avenida Bolívar alguna gente ya se regresaba, los Policías Metropolitanos ya advertían de cierto peligro. Sin embargo la gente con quien me conseguí había decidido llegar hasta el final. El final era para mí, la avenida Baralt o  El Calvario.

 

Yo he ido a marchas desde que tengo uso de razón pero a mi alrededor también caminaba gente que nunca en su vida había transitado el centro de la ciudad. Se notaba porque confundían los edificios de la zona y no tenían idea de a dónde estaban llegando. A la altura del Centro Simón Bolívar, de la esquina de Pajaritos sentimos un olor inconfundible: el de las bombas lacrimógenas. Continúamos caminando hasta que llegamos a la avenida Baralt dónde se disipaba el olor. Fue extraño. Al menos en ese momento no había mucha gente en la avenida. Parece, según supe luego que muchos estaban entre los predios del Calvario y el Liceo Fermín Toro. Dónde si había visiblemente gente era debajo del puente de Carmelitas, que ese día me enteré que se llamaba de Llaguno. Era gente protegida por la Guardia Nacional.

 

Crucé la Baralt con un amigo, pero el se devolvió cuando vio que un grupo de personas identificadas con el oficialismo habían interceptado a uno de los marchistas y le caían a patadas entre varios. Aquello me hizo ver lo caldeado que estaban los ánimos. Mi amigo, bastante más grande que yo, rescató a la persona y siguió su camino. Subí media cuadra, me encontré con otro conocido de mi viejo, que llevaba una bandera encima y miraba para los lados. Ingenuamente le pregunté ¿y ahora qué hacemos? Y me vio con cara de no saber. Decidí irme para mi casa. Cuando estaba cruzando la avenida Baralt escuché unos tiros, recordé el comentario de uno de los personajes de Territorio Comanche, el libro de Reverte. Mientras los tiros se escuchen estamos bien. Lo malo es cuando uno los deja de escuchar. Me tiré al suelo. Luego los tiros pararon y corrí rápido detrás de un kiosco que estaba al lado de un poste en una esquina . Detrás de ese kiosco la documentalista Liliane Blaser grababa. Como siempre, como en todas las marchas que había estado en mi vida, Blaser grababa. Ella en ese momento grababa una imagen que se hizo célebre en el video de Puente Llaguno Claves de una masacre. La imagen de los PM disparando desde el Rinoceronte. A pocos metros a mi espalda había una jaula de la PM a la que en algún momento en medio de ese tiroteo ví que subían a alguien herido. Creo que mujer. El tiroteo en algún momento arreció de tal manera que el Rinoceronte se fue del lugar así como varias motos de la Policía Metropolitana. Si ellos se iban yo no iba a ser menos. Corrí hacia el este como quien va  buscando la avenida Fuerzas Armadas y me conseguí a dos amigos que justamente venían de los alrededores de Miraflores, me dijeron que había heridos y algo que siempre me llamó la atención: militantes del oficialismo se habían pintado la cara para identificarse entre si.

 

Al llegar a casa toda la atención estaba en la tele. Como muchos, casi no dormí. Las pantallas divididas,Chávez tomando café, hablando de normalidad, la señal tumbada, el cable salvador que permitía ver lo que pasaba, la descripción que desde un principio me pareció tendenciosa de los disparos desde Puente Llaguno. Me pasé todo el 12 esperando la respuesta del chavismo. Viendo en la tele la cacería que se montaba contra representates del gobierno de Chávez. Aquello parecía un reality show policial. Mi madre al ver aquello decidió llamar a casa de la familia Isturiz, para saber de Aristóbulo ¿Cómo estaba? Estaba en casa si, con su familia, según dijo su esposa. Que contaran con nosotros cualquier cosa.

 

¿Cuál era el próximo paso? La Asamblea debía tener la siguiente palabra. Telefonazos que iban y venían en mi casa indicaban que había suficientes diputados del oficialismo dispuestos a que toda vez que había renunciado el presidente de la República un representante de ésta asumiera el poder ejecutivo. Por eso cuando vimos en televisión a Pedro Carmona Estanga jurando constitución en mano frente a sus amigos no quedó ninguna duda aquello era un golpe de Estado ¿Acaso no era obvio desde antes? Como todo en éste país polarizado los venezolanos oscilábamos esos días entre dos modelos mentales: para los que era obvio que se estaba cumpliendo paso a paso el manual de golpes de la CIA y quienes juraban que con aquella inmensa marcha y la torpe acción, el gobierno de Chávez se había desligitimado. No era tan descabellado si se recordaba como en una manifestación tras otra los argentinos habían despachado también uno tras otro a varios presidentes. Pero además de no ser suizos tampoco somos argentinos.

 

El contragolpe

A las 10 de la mañana del sábado 13 de abril, luego de haber visto en varias oportunidades en televisión el curriculum de Carmona Estanga en Globovisión y en los demás canales solo comiquitas recibí una llamada. Un expresidente de la Federación de Centros Universitarios de la Unellez ¿Te acuerdas de mi? Me llamaba para preguntarme si era cierto que Chávez estaba regresando al poder. Aquello me puso sobre alerta. Le dije que no sabía nada y se me ocurrió que si alguien podía saber era la gente  vinculada a las organizaciones de derechos humanos. Llamé a la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz dónde una amiga atendió. Le pregunté sobre violaciones a derechos humanos y me dijo que  tenían mucho trabajo que si la quería ayudar a tomar testimonios. Dije que sí por supuesto y recordé las conversaciones de la noche anterior con una amiga chilena. Cuando la amiga de la Red de Apoyo pasó por la casa me mostró un video que había grabado la noche anterior. Era de Aristóbulo Isturiz, en su casa de la avenida Panteón dando declaraciones sobre el golpe de Estado. Dijo en el video para la ONG: “a ninguno de nosotros se le permite el contacto con los medios de comunicación, nosotros no existimos”. Contrastaba con las declaraciones del Ministro de Defensa de Chávez para ese momento, José Vicente Rangel, que dijo que se iba a tomar  unos días de vacaciones en una entrevista que apareció en El Nacional ese día. Le comenté a mi amiga sobre la llamada telefónica que había recibido y decidió llamar a la casa de Isturiz. Le dijeron que a esa hora no estaba, que había salido. Así supimos que algo estaba pasando.

 

Un polichacao en los grupos revolucionarios

Fuimos a una casa cerca del Ministerio de Educación que fungía de escondite de alguien que nos quería dar su testimonio. Nos dijo su nombre, nos explicó lo que desde su óptica había pasado el 11 de abril, nos decía que lo habían llamado para decirle que gente de toda la ciudad se dirigía hacia Miraflores pero él no podía llegarse hasta allá porque en medio de los tiroteos del jueves 11  le había caído encima la santamaría de un local fracturándole la pierna. Nos dijo que el pertenecía a los grupos de defensa de la revolución, que era  habitante del 23 de Enero. Que cuando el jueves 11 supo que la oposición se dirigía a Miraflores junto con su grupo agarró su arma y se fue a Puente Llaguno a defender el proceso. También nos dijo que él era funcionario de la Policía de Chacao, que el 11 de abril había visto a compañeros suyos fuera de su jurisdicción disparando desde la marcha. Que él los había reconocido. Me dio sus datos y prometí ponerlo en contacto con prensa extranjera para que diera su versión de los hechos. Mi amiga y yo bajamos hasta Miraflores.

 

En Miraflores cuando llegamos no vimos tanta gente como esperábamos.  Según nos dijeron alguna gente se había replegado un poco más abajo de la avenida Urdaneta. También nos dijeron que venía gente caminando desde La Guaira. Lo que si vi pronto es a un grupo de fotógrafos todos juntos al lado de una reja. Si ellos están allí, me dije, en algún momento se iba  a poder entrar.  No pasaron ni diez minutos cuando nos dijeron: pasen corriendo que aún hay francotiradores en los edificios cercanos.

 

Nuestra llave de entrada fue un dirigente del PPT. Al edificio entramos por una pequeña puerta  y luego tocó caminar por un largo pasillo que nos condujo a la oficina que antecede a la sala de reuniones de los ministros. En esa sala se saludaban sonrientes quienes iban llegando a un ambiente  que aún era de alta tensión: Rafael Vargas (secretario de la presidencia), Ernesto Villegas, Jorge Giordani (Ministro de planificación), Elías Jaua (ex ministro de la secretaria), María Urbaneja (Ministra de la salud), Lelys Páez (dirigente del PPT), Ma Cristina Iglesias (Ministra del trabajo), Rafael Simón Jimenez (Vicepresidente de la Asamblea Nacional), el fiscal Isaías Rodríguez, William Lara  (Presidente de la Asamblea Nacional) y el Defensor del Pueblo Germán Mundaraín. También estaba Héctor Navarro quien sentado en un extremo de la mesa dijo: “siéntense, que ahora todos son ministros”. A los periodistas que estábamos por allí nos sacaron a otro cuarto y pretendieron que nombráramos un vocero para que recogiera todos los testimonios. Por supuesto todos  nos negamos. Algunos reporteros estaban allí originalmente para la toma de posesión de los ministros de Pedro Carmona Estanga, otros habíamos llegado después. Sería poco más de las tres de la tarde cuando cuando William Lara le declaró vía telefónica y en vivo a radio Caracol de Colombia y Radio Fe y Alegría desmintiendo el control total de la situación que Carmona Estanga decía tener del país.

 

Ministros por menos de un día

Después de esa esas declaraciones nos llevaron a los periodistas a un salón en  un sótano. En ese lugar había 16 detenidos sentados en pupitres desde el momento en que Casa Militar los había sentado allí 6 horas antes una vez había sido retomado el palacio de gobierno. Entre los detenidos destacan dos: José Gregorio Vásquez, Vice Ministro de la Secretaría de la presidencia designado por Carmona  Estanga y Raúl Armas Ministro de Agricultura y Cría que tampoco pudo sentarse en sus sillas ministeriales. El primero de ellos había sido el maestro de ceremonias durante la juramentación de Carmona Estanga el viernes 12 por la noche. La razón de  que el Fiscal General Isaías Rodríguez nos llevara hasta el sótano fue para que los medios pudiéramos constatar el buen trato dado a los detenidos.

 

José Gregorio Vásquez fue quien en primer lugar habló con los medios presentes, asumiendo su responsabilidad y pidiendo que los demás fueran liberados, porque como pudimos constatar tan solo eran invitados a la fiesta de la toma de posesión o incluso invitados por otros invitados. Unos coleados que  habían quedado atrapados en el estruendoso momento en que todos los demás se dieron a la fuga. Ivette Valdés, una de las invitadas,  lo contó así: “ nadie nos dio explicaciones de nada sólo sentimos que había  una bulla horrible, que iban entrar a Palacio y nos hicieron salir por diferentes sitios y lugares”. Se quejaba eso si, de no saber nada de lo que sucedía  y de la falta de aire acondicionado que los tenía sudando.

 

Mientras tanto en el  salón de sesiones

La otra razón no confesada para haber llevado a ese grupo de periodistas hasta ese sótano seguramente era alejarnos de la sala del consejo de ministros dónde se tomaban decisiones. Según me contaría un par de días después un amigo, hijo de un  para entonces ex ministro del gobierno de Chávez el primero en hablar en esa reunión fue el mayor Jesús Suárez conocido como “Churio”, responsable del círculo más intimo de seguridad del presidente Chávez:  “tenemos Fuerte Tiuna,las guarniciones son nuestras pero estamos perdiendo otra vez la vaina por los medios”. La decisión de tomar un medio de comunicación privado para divulgar lo que sucedía en el país se empezó a considerar. Pero no se quería que fueran sólo militares, debía haber una representación civil para que la toma no fuera vista como un acto de violencia.

 

Bolívar de nuevo en su lugar

Son las ocho menos diez, en el Salón Ayacucho. El principal salón ceremonial de la casa de gobierno. Dos muchachas limpian con servilletas la mesa desde dónde minutos  más tarde se dirigirán al país el presidente de la Asamblea Nacional Wiliam Lara, el fiscal general y el defensor del pueblo. Se quitan las flores usadas en la ceremonia de auto proclamación presidencial de Pedro Carmona Estanga y se coloca en la pared detrás de la mesa el cuadro de Bolívar que el breve gobierno golpista había quitado.

 

La revolución si fue transmitida

 

A las 8 de la noche se informa que el canal del Estado Venezolana de Televisión (VTV) ha sido recuperado y luego de varios intentos finalmente está al aire . Un camarografo en el salón Ayacucho mientras arregla la cámara celebra: “¡Son 24 años en mi canal como me iban a cerrar esa vaina así!”. Entra corriendo un militar y pregunta: “ ¿ alguien sabe si el canal 8 está asegurado?”. Nadie responde en ese momento y el mismo dice : “ ¡A por Globovisión entonces!”.  En el Consejo de Ministros hay euforia total, minutos antes de la reposición de la señal  se había pensado ya en tomar algún canal privado ante la imposibilidad de trasmitir.

 

VTV es una trinchera más en esta retoma del poder. En los demás canales pasan películas y siguen asegurando que la situación es de normalidad. En la señal del Estado habla el presidente del canal Jesús Romero Anselmi mientras hacen tiempo para  que llegue el video en que fueron grabadas las declaraciones del Presidente de la Asamblea Nacional.Mandan a salir a todos los periodistas del salón Ayacucho, para prepararlo para el vicepresidente Ejecutivo Diosdado Cabello ocupará de manera provisional el cargo presidencial. “Ustedes entenderán, no confiamos en nadie”, dice un militar vestido de civil.  Cabello se había ocultado en una ambulancia en los alrededores de Miraflores. Mientras se preparaba todo para la juramentación de Cabello como presidente nos entregaron a los periodistas presentes la fotocopia de un fax en el que Chávez daba fe de vida y afirmaba que él no había renunciado:

 

“Turiamo, 13 de abril 2002. A las 14:45 hrs. Al pueblo  Venezolano… (y a quién pueda interesar). Yo Hugo Chávez Frías, venezolano, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, declaró: No he renunciado al poder legítimo que el pueblo me dio.  (a parte) ¡¡¡Para siempre!! Hugo Chávez F.”

 

Horas de rumores

Envían a la prensa presente al salón de sesiones del Consejo de ministros. El salón  está lleno de gente pendiente de un pequeño televisor. Se confunden allí, ministros, gobernadores, dirigentes de los partidos de gobierno y van acercándose caras que demuestran que la quinta república (como llama Chávez a su gobierno) está cada vez más sólida en el poder.  Pero como son  poco menos de las 10 de la noche, y Chávez aún no está en Caracas, las noticias y los rumores se empiezan a confundir. Se dice que el presidente Chávez lo habrían golpeado y que al negarse a escribir su renuncia (en la madrugada del viernes 12) le dieron un tiro en la pierna. Otra especie que se difunde es que en La Orchila, la isla venezolana en dónde se encuentra el presidente detenido, se encontró un avión que se pretendía usar para llevarlo hasta Estados Unidos y presentarlo como un presidente aliado del narcotráfico al estilo del panameño Manuel Antonio Noriega.

 

Los rumores pasan a un segundo plano cuando se informa a las 10 y 23 minutos de la noche que Pedro Carmona invita al General Lucas Rincón a tomar el poder. Pocos minutos después a las 10 y 52 José Vicente Rangel, Ministro de la Defensa del gabinete de Chávez, reasume su puesto. La euforia estalla en la sala de sesiones del consejos de ministros, masivamente se empiezan a gritar vivas a Chávez, y se grita la consigna de : “¡el pueblo unido jamás será vencido!” Para terminar con un canto general del himno nacional.

 

Minutos después aparece Ramón Rodriguez Chacín, Ministro del Interior que el día viernes había sido detenido por fuerzas policiales vinculadas a grupos de oposición. También se deja  ver con blue jean, cachucha con los colores de la bandera nacional,una chaqueta  y una inmensa sonrisa el alcalde del Municipio Libertador de Caracas, Freddy Bernal. Sin duda el hombre más buscado por el gobierno del  ya depuesto presidente Carmona que le atribuía la responsabilidad de incitar a grupos partidarios  a armarse para defender la “revolución”.

 

Diosdado Cabello,  da una rueda de prensa que acaba exactamente a la media noche. Poco después se informa que Chávez ya está en camino.Nos dicen que está en La Placera en la ciudad de Maracay (a 100 km de Caracas) y que de allí vendrá a Miraflores en helicóptero. Alas 4: 26  am  baja Chávez de éste, lo ayudan a caminar por las escaleras por lo que algunos periodistas suponemos que efectivamente le han dado un tiro en la pierna. Pero los rumores se disipan al entrar en el salón Ayacucho.

 

A las 5 de la mañana del domingo 14 de abril luego de saludar a todo el mundo Chávez da una declaración. Habla de paz y calma. Pueden adversarlo a él, dice con una cruz en la mano, pero no a la constitución. Agradece a Miguel Henrique Otero por haberle dado espacio en la edición del sábado a José VIcente Rangel y a las voces críticas que hablaban de golpe de Estado. También agradece a Alberto Federico Ravell  por haberse preocupado por Marisabel Rodríguez.  El Bolívar del cuadro a sus espaldas lo mira nuevamente sobre su hombro. Los canales de televisión están de nuevo en cadena nacional. La  quinta república ha regresado. Desde ese momento la historia de lo que ocurrió ese día empezó a convertirse en parte de la épica gubernamental. Una épica “revolucionaria” que comprendí meses después cuando en una cola para entrar a  ver a el Presidente  Chávez en el Teatro Municipal una señora emocionada me dijo: “Es que Chávez es como Jesús, al tercer día regresó”.