Venezuela: derechos torcidos

Unos meses atrás hice éste articulo para un medio extranjero. No era lo que querían así que no fue finalmente publicado pero creo que lo que me dijeron en esa oportunidad Edgard Gutiérrez, Nicmer Evans y Margarita López Maya bien vale que quede registrado en algún lado. En otro momento colgaré el audio de las entrevistas completas que me parece están muy bien. Esto fue escrito para ser publicado en el marco del Examen Periódico Universal.
——-
Una mirada destacando tan solo 3 derechos puede mostrar una perspectiva sobre la actualidad de los derechos humanos en Venezuela. El derecho a la vivienda, el derecho a la seguridad y el derecho a defender derechos son temas muy sensibles en el país sudamericano, en vía a un proceso electoral que ya inició y celebrará sus presidenciales en octubre de 2012.

Edgard Gutierrez, politólogo, considera el momento actual como inédito, porque se plantean dos incertidumbres: la primera es que como nunca antes es viable un cambio político en Venezuela por la via electoral, lo que quiere decir que el presidente Chávez no está en una posición de hegemonía como la tuvo hace algunos años. Y la oposición, no sin tropiezos no sin obstáculos, ha logrado convertir la posibilidad de cambio político como algo atractivo. Hay un clima de competitividad interesante. La segunda gran interrogante es la salud presidencial de la que en realidad nadie sabe nada sino tres o cuatro personas.

Para Nicmen Evans, también politólogo el momento actual de Venezuela está definido por la incertidumbre. Tampoco lo considera un momento de crisis política.

Entre tanto la historiadora Margarita López Maya cree que el gobierno de Chávez tiene listo un entramado legal que busca sustituir la constitución vigente.

Recientemente, el Estado venezolano desacreditó a la Corte Interamericana de derechos humanos (CIDH) al desacatar la sentencia emitida por ésta corte que restituiría al dirigente político de oposición Leopoldo López en la posibilidad de participar en el proceso electoral presidencial del próximo año. Todo en el marco de la evaluación del país en el marco del Examen Periódico Universal, el próximo 7 de octubre, una revisión que realiza a todos los países del mundo el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Vivienda
Vivienda es uno de los temas de más interés para los venezolanos en el que más sistemáticamente ha fracasado el gobierno de Hugo Chávez siendo el segundo gobierno en la historia de la democracia venezolana que ha construido menos viviendas. En sus primeros 11 años tan solo 324 mil 588 moradas según se destaca en el Informe Anual de Provea, una organización no gubernamental de derechos humanos que realiza su informe desde hace 23 años. Ante la crisis, agravada por los damnificados que perdieron su hogar en diciembre pasado el gobierno ha decidido hacer un censo al que llama la Gran Misión Vivienda Venezuela en el que todos los que necesitaban vivienda se inscribieron, posteriormente empadronadores van a confirmar los datos a sus casas y posteriormente en algún momento se supone que recibirán sus casas. La vivienda se trata de una deuda social que afecta al 85 por ciento de la población venezolana.

Seguridad ciudadana
Es otro de los temas cruciales de cara a las elecciones en Venezuela para el 2012. El gobierno lo sabe y viene trabajándolo por diversas vías: la creación de un nuevo modelo policial que tiene un grupo piloto en parte de Caracas, la creación de una política de desarme y también la implementación del modelo represivo tradicional en el que cuerpos de seguridad entran a los sectores populares y detienen a cualquiera que consideren sospechoso. Son los llamados “madrugonazos” que según la organización no gubernamental Red de Apoyo por la Justicia y la Paz no hicieron sino incrementar las denuncias de abuso policial y tortura que recibe la organización que tiene 26 años especializada en el tema.

El desacato es costumbre
No es la primera vez que el gobierno del presidente Chávez incumple sentencias de la CIDH, lo ha hecho incluso en casos de violaciones de derechos humanos ocurridos antes de su gobierno pero a la que al suyo le correspondería ejecutar. Se trata de casos como el de “El Caracazo” ocurrido en 1989 luego que el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez (socialdemócrata) aplicara un paquete de ajuste estructural neoliberal y la gente saliera a la calle a protestar y saquear y fuera duramente reprimida. O el caso de La Masacre de El Amparo (1988), cuando catorce de dieciseís pescadores fueron asesinados en un operativo militar y los acusaron de guerrilleros.

Pero no son los únicos casos, también ha evitado cumplir medidas de protección a favor de los presos en las violentas cárceles venezolanas de hoy en día. Y varios casos más en los que el gobierno del presidente Chávez ha destituido a jueces por actuar de manera contraria a la que era esperada por él aunque fuera consona con la constitución y las leyes. Pedro Nikken, venezolano, ex presidente de la Corte Interamericana de derechos humanos, afirmó en la presentación de un comunicado compartido por 30 organizaciones de derechos humanos que la del gobierno “es una conducta sistemática de desconocimiento de obligaciones sagradas de la república con respecto a la dignidad de la persona humana”. Mientras tanto el gobierno ha alzado la bandera de la soberanía y el presidente ha dicho que la CIDH tiene menos valor que un corte de pelo.

Criminalización de la protesta

El gobierno de Chávez ha creado desde 2005 un entramado jurídico que busca criminalizar la protesta, según explica Marco Antonio Ponce, del Observatorio de Conflictividad Social venezolano. Esta criminalización se hizo evidente con la reforma del Código Procesal Penal que penaliza por ejemplo el cierre de calle, de acuerdo a Ponce: “Una persona puede ir presa de cuatro a ocho años porque según el Código cerrar una calle tiene como fin causar una catástrofe con fines terroristas”. También explica el activista de derechos humanos que hay legislación contra los boicot, el acaparamiento y la creación de zonas de seguridad en la que se les prohibe a los trabajadores protestar en empresas del estado o en centros de poder. 30 por ciento del territorio venezolano forma parte de una zona de seguridad según explica Ponce citando un informe de Control Ciudadano, otra organización no gubernamental.

Pese a esta legislación, la protesta social no ha hecho sino incrementarse y radicalizarse. Ya en los primeros seis meses de 2011 se duplicó el número de protestas de todo 2010, con 2 mil 365 casos y de ese total 87 corresponden a huelgas de hambre. El 41,4 por ciento de las protestas se centran en reivindicaciones laborales, seguidos del 26, 9 por ciento de solicitudes por una vivienda digna y un 10,6 por ciento corresponden a exigencias educativas. El restante 10,3 por ciento evidencia una variedad de protestas que tienen que ver con acceso a la justicia, seguridad ciudadana, derechos de los presos, y participación política.

El riesgo de defender derechos
En Venezuela ser defensor de derechos humanos es un riesgo. Tan solo en 2010 se registraron 21 casos de violaciones contra defensores de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales: que incluyen acciones de desprestigio,detenciones arbitrarias, acciones judiciales, amedrentamientos,limitaciones de asociación, tortura e incluso ejecución extrajudicial. Ese año 2010 también 34 organizaciones fueron denunciadas por el delito de “traición a la patria” por recibir financiamiento internacional para sus actividades en defensa de los derechos humanos.Además el gobierno viene impulsando por distintas vías legislaciones que limiten el financiamiento y la actuación de organizaciones de derechos humanos como la Ley de Cooperación Internacional, o la aprobada Ley en defensa de la soberanía política.

3 análisis, 3 países
Nicmer Evans, politólogo, profesor universitario habla de que con la llegada del Presidente Chávez al poder se inició un proceso revolucionario.Él divide en distintos los momentos claves del gobierno de Chávez : 1) cuando gana las primeras elecciones en 1998 y luego jura sobre “la moribunda constitución”, 2) el proceso constituyente, que culminó en una nueva constitución, 3) las leyes habilitantes (que permiten al presidente legislar por decreto sobre unos temas y por un tiempo determinado). La aprobación de estas leyes son para Evans: “un punto de ruptura, de quiebre con la aparente armonización del presidente Chávez con la Tercera Vía de Anthony Giddens”.

Sostiene el profesor universitario que “luego de ese momento sectores de oposición empezaron a actuar de manera más radicalizada, tomaron las leyes, las quemaron y la oposición empieza a generar toda una estrategia de resistencia”, para referirse a la toma de la calle por la oposición, el paro petrolero y el golpe de estado de abril de 2002. “Estas situaciones pusieron a la legitimidad de Chávez en una encrucijada y se vio obligado a apresurar y formular algunos cambios en la actuación del gobierno. A partir de este momento, se inicia la verdadera etapa revolucionaria aunque no aun socialista.

Lo revolucionario estaría en la creaciones de las llamadas Misiones, una forma alterna de políticas públicas, que atendieron una “deuda histórica” de la democracia representativa venezolana. Pero es a partir de 2005 cuando el presidente le da entrada al planteamiento sobre el socialismo que a juicio de Evans se conecta con la “religitimación del presidente” en las elecciones de 2006 y su intento de profundización socialista con la propuesta de reforma constitucional presentada en referéndum que el gobierno de Chávez perdió. La siguiente etapa es la búsqueda de la viabilización de la propuesta de reforma a través de otros mecanismos legales y legítimos. Y que concluye, por ahora, en la etapa actual con la explosión del poder popular y un declive de las llamadas misiones. Este declive es una muestra que el proceso revolucionario si bien está inserto en los sectores populares no ha llegado realmente al estado ni a las instituciones del estado.

La historiadora Margarita López Maya
divide la historia reciente de los venezolanos en dos grandes periodos el del primer gobierno de Chávez y el segundo. En el primero el presidente es electo por elección popular con un proyecto de país que es el de la democracia participativa y protagónica que en realidad el recoge de la sociedad. Gana y cumple al elaborar la nueva constitución pero luego del golpe de estado de 2002 empieza a cambiar, particularmente luego de ganar el referéndum revocatorio de 2004. Y desde 2005 empieza a hablar del socialismo del siglo XXI. “Yo he sostenido”, dice la historiadora, “que una vez que él gana las elecciones de 2006 con una votación muy sólida el dice que va a profundizar la democracia participativa y protagónica a través del socialismo de siglo XXI, pero en realidad éste es otro proyecto político”. Él lo presenta en la propuesta de reforma en 2007 y es rechazado pero está ejecutándose y tiene contradicciones bastante profundas con la constitución. Yo pienso que el presidente está esperando una próxima relegitimación porque ya el entramado legal está listo. Explica López Maya que esa propuesta desplazaría la constitución del 1999 porque propone un estado recentralizado, sin división de poderes y comunal.

Edgard Gutierrez, consultor político, lista también lo que para él son los hitos durante estos casi 13 años: la elección presidencial, la constituyente en la que se cambia todo el país, la radicalización política que dice que empieza en 2002 y termina con ciertos matices en 2006 cuando. El chavismo entra en otra fase cuando Chávez gana la presidencia en 2006 y vemos un Chávez que el 8 de enero de 2007, ya está nacionalizando, estatizando, confiscando y eso inaugura la fase más dura del proyecto de Chávez con la presentación del modelo de reforma a la constitución. Chávez presenta un modelo de país distinto al que está planteado en la constitución vigente. Y entramos en un periodo que yo creo que no ha terminado, que quizás termine en 2012.Gutierrez recuerda que cuando Chávez llega al poder por primera vez, es un Chávez súper moderado aun cuando haya planteado la constituyente pero nunca se plateo el tema de la propiedad privada, ni el tema del poder popular un concepto tan ambiguo y tan ideologizante. Ni siquiera se planteaba hablar de socialismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s