Disculpe Don Vargas Llosa, pero la culpa es de la fotocopiadora

http://www.flickr.com/photos/dadevotiSe ha vuelto de moda en las dos últimas semanas. Ahora dicen que gracias a internet usamos menos la memoria, tenemos menos atención, perdemos capacidad de reflexión. Todo porque la información está a golpe de ratón. El que más recientemente lo ha dicho ha sido Mario Vargas Llosa. Pero también podríamos echarle la culpa a la fotocopiadora y a partir de ella al hecho de que en las universidades se lea el conocimiento fragmentado. Algo por el estilo asomaba hace años Néstor García Canclini en “Culturas híbridas, poderes ublicuos”. La culpa también se le puede echar en primer lugar a la aceleradísima vida en que vivimos como en su momento advirtió Paul Virilio en su libro “La bomba informática”. Aunque yo preferíria echarle la culpa al capitalismo, salvaje, financiero y ultraliberal (para usar la expresión de Viviane Forrester en su Horror económico) y a la falta de estabilidad laboral ¿Quién se puede concentrar en un libro sino tiene la papa asegurada de mañana?  Watson, el célebre compañero de Sherlock Holmes se sorprendía en Estudio en Escarlata de que el investigador de Baker Street parecía ser un gran ignorante de cosas obvias como que los planetas giraban alrededor del sol y un gran conocedor de venenos. Para la época en que Sir Arthur Conan Doyle escribió sus relatos evidentemente no existía Google. O porque no, también podríamos echarle la culpa al culto a la especialización que al fin y al cabo es una visión fordista del conocimiento. Uno se pregunta si el nombre del estudio no fuera “Google Effects on Memory: Cognitive Consequences of Having Information at Our Fingertips” habría llamado tanto la atención y es que otro estudio pero de 2007  (Eyetrack07)  afirmaba por ejemplo que los lectores de internet de los medios leían más que los lectores de papel.

Internet y Google como herramienta también permiten acceder de una manera más rápida, como nunca antes a mayor cantidad de puntos de vista. Y apartir de allí reflexionar. La flojera  y la mediocridad no se la debemos a Google, solo le debemos hacerla más visible.

Las referencias de autores y libros por favor busquénlas en google.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s