El bolero falaz

Vamos a estar claros. Todo el mundo sabía que el gobierno tarde o temprano iba a terminar devaluando abiertamente. El asunto era cuándo. Durante  principios del año pasado solo se especulaba si el gobierno devaluaría ese año o si, como efectivamente hizo quemaría buena parte de  las reservas y se seguiría endeudando con la venta de bonos. La devaluación debió haberse hecho mucho antes, cuando el petroleo estaba por encima de 100 y las reservas desbordaban las arcas del estado, por ejemplo.  Sobre todo si como se dice ahora la devaluación forma parte del lanzamiento del nuevo modelo productivo: un bolívar débil ayuda a promover las exportaciones de distinto tipo y nos hace depender menos de la renta petrolera. Tardaron once años en descubrir el agua tibia, con un argumento que oscila entre el liberalismo y el cepalismo. Pero lo más insólito es que lo hacen justo después de habernos vendido que un bolívar fuerte hacía la economía fuerte. Ahora quieren que le vendamos a  a todo el medio oriente los excedentes de la producción inexistente, esa que  ha ido desapareciendo año a año durante este gobierno. Y es que si algo ha hecho este gobierno sistemáticamente es hacernos más dependientes de la renta petrolera. El presidente dice ahora que todos tenemos que empujar hacia el mismo lado, lo que no dice es que ese lado solo empuja hacia el abismo y es que es cada vez más obvio que al presidente solo le interesa el poder y no le preocupa en lo más mínimo un dia decirnos una cosa  y al dia siguiente decirnos la contraria exactamente con la misma pasión y convicción. Pero esta no es siquiera la primera vez que lo hace, ocurre con demasiada frecuencia como para ignorarlo. Es pues parte de su estratégia de poder. No me voy a poner a mencionar las cantinfladas porque solo basta pasearse por youtube un rato para descubrirlas.

La devaluación no va a afectar a nadie, no tienen porque subir los precios insiste en decir el gobierno como si en este país no se hubiesen vivido otras devaluaciones. Por supuesto es bien posible que los precios no suban todo lo que se podría esperar pero no por la genialidad de la devaluación del gobierno sino porque como estamos en recesión (estanflanción según los expertos) los aumentos no podrán estar mucho más allá de un nivel de retorno. Lo que parece sin duda insólito es que el gobierno parezca pretender que no haya aumentos en absoluto. Está bastante claro que Cadivi no entrega los dólares al ritmo que puede tener un negocio y que un control de cambio es desde el punto de vista de un negocio una variable que hay que considerar y cómo hay que considerarla, como negativa por supuesto ¿Por qué negativa? Porque uno no tiene control sobre ella, depende de las decisiones de un burócrata, de un gobierno de turno que decida que este mes esto o aquello es prioridad y eso para cualquiera con un mínimo de sentido común es un costo. Si no tienes la certidumbre de que el gobierno te va a entregar los dólares tienes que calcular el costo de reposición a dólar libre por más alto que sea no se trata de que el importador sea un bicho especulador (aunque por supuesto que los hay) sino que necesita tener un retorno de lo invertido. A un importador le interesa que sus bienes se vendan así que calcular a un precio alto el dólar no es necesariamente lo más conveniente porque a mayor costo más dificultades para vender. No se trata de que yo este necesariamente de acuerdo con esta lógica pero es una lógica que hay que entender y que además no se puede negar.

Por supuesto que ningún gobierno en su sano juicio va anunciar con anticipación que va a devaluar sobre todo cuando sabe que el mercado tiene un bajo nivel de confianza en él. Pero las razones del gobierno para devaluar justamente ahora contradiciéndo abiertamente lo que hasta ahora había sido su publicitada política parece tener más que ver con el poder  que con la economía el calculo es que devaluando es posible tener más dinero para asegurarse  el voto de los sectores populares . No por que los compre sino sencillamente porque va a tener más recursos para incidir en él. Por las dudas, invertirá también en que las nuevas circunscripciones electorales teoricamente también le favorezcan.

Hasta que el gobierno no se quemó descaradamente las manos con el negocio bancario y financiero no se había hecho practicamente nada sobre la corrupción en este país durante la gestión de Chávez. Yo creo firmemente que el gobierno no combatió nunca la corrupción porque sencillamente es más fácil mantenerla que combatirla. Al mantenerla el gobierno hacia también una distribución de la renta petrolera y se garantizaba de esa manera complices que le servían para mantenerse en el poder. La corrupción fue la forma en que encontró el gobierno para crear su propia boliburguesía ¿qué otros gobiernos han hecho algo parecido? ¿Ah pero es que esto no era una revolucion distinta?

PS: En mi cabeza el bolero Odiáme que interpretan Los Panchos decía “miénteme por piedad yo te lo pido, miénteme sin medida ni clemencia” y esa idea en la cabeza me inspiró para el artículo al que título con otro bolero, más contemporáneo: El Bolero Falaz de los Aterciopelados que por cierto dice:  “Estoy hasta la coronilla, tu no eres mi media costilla, ni la octava maravilla”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s