Apuntes sobre un país que me emociona

No escribo desde principios de julio y es que tengo que confesar que estoy saturado del país ¿o será de la realidad? No se si es que los venezolanos sufrimos más que cualquiera el impacto de la velocidad a la que tanto temor le tiene Paul Virilio. No sé si es que estoy más viejo y lento y ante tanto acontecimiento junto se me dificulta reflexionar. Por que somos un país acontecido. Me vienen tantas preguntas a la cabeza, algunas sin respuesta y otras con respuestas terribles que me asustan.

Pero en todo este tiempo no he parado mi preproducción para el documental sobre Rómulo Betancourt. Dos biografías de Betancourt (la de Sanin, la de Caballero), media docena de ensayos y ahora mismo leyéndome “El partido del pueblo, crónica de un fraude” de Moisés Moleiro. Pero es imposible hablar de Betancourt sin sus némesis más  a la izquierda, así que también me he venido devorando las entrevistas de Agustín Blanco Muñoz a Simón Saéz Mérida, a Domingo Alberto Rangel y poco a poco a toda la izquierda insurgente de los años 60. Mi idea es entrevistar a buena parte de los vivos, tengo pendiente comprarme el libro de Tejera París y de leerme el de Virginia Betancourt. Una entrevista con Teodoro y Oswaldo fue suspendida a petición de éste último. Solo por ahora. De Teodoro se ha contado casi todo. Pero de Oswaldo Barreto todo oscila entre la ficción y la realidad. De todos modos quiero ir más allá de la anécdota. Ya está casi listo el cuestionario para Domingo Alberto Rangel un amigo de su confianza con quien pienso entrevistarlo ha pospuesto un par de veces el momento para la entrevista. DAR es un excelente punto de partida. Su padrino de bodas fue Betancourt, fue considerado un importante orador del parlamento del trienio  y luego su deslinde (junto con otros dirigentes de AD) lo convierte en uno de los más ferreos opositores a Betancourt al crear el MIR.

Pero en Venezuela, pasado y futuro son fundamentales por eso desde hace unos meses para acá me he montado en la creación de una plataforma de formación en ciudadanía democrática (¿es que puede haber de otro tipo?). Yo estoy más metido en la parte técnica que en alguna otra pero me parece sumamente divertido. Partí de la creación de una red social basada en la plataforma ning, estoy montando un sistema moodle para la formación a distancia, usamos ustream para la transmisión de conferencias además de mis equipos audiovisuales. Estamos creando el nodo de lo que esperamos se constituya en una poderosa red. No siempre es así, pero sin duda en esta oportunidad el medio es el mensaje. Además he descubierto un nuevo espacio de negocio.

Estos meses han sido también momentos para el reencuentro con amistades que han pisado Venezuela en estas fechas. Una de ellas, Lrta me trajo un libro que está en mis próximas lecturas (en algún momento para descansar de la historia) Homo Sampler de Eloy Fernández Porta. Confieso que del autor o del libro sabía bien poco hasta que leí sobre él en el blog de Alejandro Piscitelli. Pero como en Filosofitis ya me tropecé antes con ese maravilloso libro que es Convergence Culture de Henry Jenkins pues he agarrado esta nueva recomendación. Lo único malo es que hasta donde se ninguno de estos libros se consiguen en Venezuela, el Jenkins lo compré por internet y el de Fernández Porta me lo trajeron. Tengo en mi lista de por comprar el nuevo de Pisicitelli que aunque es editado por el emporio Santillana esta visto que no se consigue por estos lares. Todos estos libros fueron editados entre el año pasado y 2009. Ciberculturas 2.0 (de Pisicitelli) también lo tuve que comprar por fuera en su momento (en realidad primero descargué la 1.0 y luego compre la segunda edición). Y es que hoy en dia los libros que a uno le interesan o son leídos a tiempo o hay que buscarse otras maneras. Yo aún soy fetichista del papel, aunque me he leído unos cuantos libros en digital. Pendiente tengo por cierto entre los digitales el de Francis Pisani que se consigue integro cedido por su autor en francés.

No se cómo puedes vivir aquí me dijo una amiga de visita por el país en estos meses. Yo a veces tengo mis dudas, pero generalmente estoy convencido de que este país es mi lugar en el mundo. El único lugar donde estaría dispuesto a quemar todo para volver a empezar.

La propuesta de la ley de educación me puso como a todos en alerta. La educación crítica no es un asunto que se decrete. Pretender que la educación sea definida como bolivariana o robinsoniana es como mínimo peligroso. Porque Bolívar fue muchas cosas a lo largo de su vida y propuso unas mejores que otras. Con Simon Rodríguez otro tanto. Tampoco me gusta que en la ley ya aprobada (que parece más una trampa que una ley) se hable de moral y buenas costumbres (sobre todo sin especificar según quién). Me preocupa tambien que el estado se pueda reservar carreras profesionales que considere una prioridad (nótese que si el estado la considera una prioridad no va a multiplicarla, se la va a reservar) lo que podría bien llevar a que el estado se reserve carreras como educación o comunicación que han sido temas tan conflictivos para el gobierno. Quizás de las pocas cosas buenas que tiene la ley es su transversalidad con el tema de los derechos humanos. Pero siendo honestos con la historia este es un tema que se viene planteando desde el segundo gobierno de Caldera. Ah y digo que la Ley aprobada es una trampa porque al final es un cascarón que subdivide los posibles conflictos en leyes que se tendrán que aprobar después y porque en sus disposiciones transitorias hay regadas una serie de coacciones que solo están allí para tratar de evitar la oposición a la ley misma.

Otra ley aprobada entre gallos y medianoche es la electoral.Se pretende que sea la ley del conflicto final. La del todo o nada, como aquel juego de poker con trompo el que gane ahora se lo lleva todo. Es una ley que busca desesperadamente que el país se divida en dos por completo. Una ley que promueve el bipartidismo al estilo gringo. O peor aun porque quien gane estará sobre representado. Es una ley que trata expresamente de garantizar que no haya pluralidad porque los que están en el poder saben que gracias a la pluralidad  que existió en la mal llamada cuarta republica fue  posible “el 6 por ciento histórico” del MAS a principios de los 80, fue posible después con la elección de gobernadores y alcaldes  que varias gobernaciones y un buen montón de alcaldias estuvieran en manos distintas a la guanabana electoral, finalmente fue posible también que Chávez llegara al poder cabalgando sobre partidos minoritarios. Es esto lo que se quiere evitar con la nueva ley electoral.

¿Qué hacer es entonces la pregunta clave? Unidad es la palabra que se dice fácil. Buscar el acuerdo electoral perfecto es importante pero hace falta un gesto mayor.  Siempre he dicho que uno de los valores más interesantes de la oposición es su pluralidad y diversidad. Pero en el panorama político que se avecina perder un poco de esta pluralidad es el mal menor.Debe la oposición generar propuestas comunes, un consenso mínimo en un proyecto de país. Y debe tener un gesto simbólico, que no es antipartido como insisten en decir algunos sectores de la oposición sino profundamente promotor de los partidos. Ese gesto es la tarjeta única. Y es profundamente promotor de los partidos porque un desprendimiento de ese tipo genera confianza en buena parte de la ciudadanía. No se trata de que pierdan el color de sus franelas, ni sus símbolos ¿Qué hacer eso significaría que los partidos tendrían que volver a recoger firmas de nuevo para su constitución? Es verdad, pero ese más que un problema podría ser una oportunidad para reconectarse más con la gente de cara a las elecciones de 2002 y con el respaldo de un trabajo parlamentario adecuado.

El resto de mi vida bien. Simplemente feliz. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s