Chávez, la Doctrina Betancourt y Honduras

La conocida como doctrina Betancourt fue una posición del presidente adeco en la que este afirmaba que Venezuela rompería relaciones diplomáticas con cualquier país que no cumpliera con las reglas democráticas. Así pues durante los dos gobiernos de Betancourt Venezuela no tuvo relaciones con Republica Dominicana y tampoco con Cuba luego del 60. La idea era que a aquellos gobiernos que no cumplieran con las reglas democráticas se les debía aislar del sistema interamericano.

Y esta práctica es la que está tratando de llevar acabo el actual gobierno venezolano, incluso promoviendo un bloqueo como Betancourt promoviera en su momento en la OEA con respecto a Cuba.  Solo que ahora ese bloqueo parece contar hasta con el apoyo del gobierno de Cuba. “Cosas veredes, Sancho”.

Pero la cosa no queda ahí sino que Venezuela parece estar promoviendo la intervención humanitaria. Una cuestionada politica que llevaran  a cabo Tony Blair y Bill Clinton en la región de los balcanes principalmente y (si mi memoria no me falla) también en algunos países de Africa y Asia.

Pero la cosa se pone más interesante aún y es que Venezuela para todo esto se ha movilizado a través de las instituciones creadas por el impulso del idealismo liberal político internacional (Naciones Unidas, OEA). Lo que no está mal sino fuera porque la política internacional de Chávez se ha destacada por estar más bien cercana al Realismo. Esto es, movida por intereses prágmaticos, priorizando el sentido de independencia del Estado venezolano frente a otros Estados. Y que las leyes internas están por encima de los convenios internacionales.

No dejo de preguntarme si el actual gobierno venezolano tiene claro hasta donde le puede llevar esa lógica en la que terceros países sean los que decidan que es o no democrático.

Yo no tengo ninguna duda de que en Honduras hubo un golpe de Estado injustificable. Pero también creo que no es menos cierto que el presidente Zelaya sobrepasó su autoridad al tratar de convocar una consulta (fuera vinculante o no) que le permitiera una constituyente y la posibilidad de ser reelecto. Y es que nos guste o no la constitución hondureña es expresamente clara en que un presidente en funciones no puede proponer su reelección so pena de ser considerado traidor a la patria y perder su nacionalidad. (Abro paréntesis para recordar que en Venezuela se hizo una constituyente por que el Tribunal Supremo de Justicia,  presidido por una adeca, así lo autorizó en su momento).

Otro tema que me parece es importante poner sobre la mesa es el de los presidentes que una vez que llegan al poder con el apoyo de un sector determinado se voltean y hacen en su gobierno todo lo contrario que habían expresado en campaña juntos con los partidos que lo habían apoyado.  Sucedió con Lucio Gutiérrez en Ecuador, también  con Carlos Mesa en Bolivia y ahora sucede también con Mel Zelaya en Honduras. En aquellos casos sectores populares vinculados a la izquierda presionaron por la salida de los respectivos presidentes. En el caso de Honduras fueron sectores conservadores de todos los poderes públicos con un importante apoyo popular (no voy a discutir aquí si es mayoritario o no). Por qué la pregunta que me hago aquí es : ¿es legítimo un presidente que hace campaña con un partido como el liberal, con propuestas liberales gana elecciones y luego al llegar al poder lo ejerce con las posturas opuestas (si quieren también lo pueden leer: ¿es legítimo un presidente que llega al poder con el apoyo de sectores sociales, indígenas, con propuestas de mayor intervención del Estado y luego ejerce el poder con posturas liberales? ). Personalmente creo que en esas condiciones cualquier presidente pierde su legitimidad. Pero la salida estoy seguro no pueden ser ni los llamados golpes populares ni los más tradicionales golpes de Estado porque lo cierto es que en todos ellos la última palabra se le da es a los militares.

¿Qué hacer? Probablemente no guste tanto como la película de aventuras que por momentos parece querer plantearse desde Miraflores pero creo que una mesa de negociación (tal como se está llevando ahora con Oscar Arias) en la que se sienten las dos partes, se pacte el retorno de Zelaya hasta las elecciones en una especia de gobierno colegiado entre el congreso y él. Se le permita a Zelaya la creación de un partido con sus nuevas ideas que no pueda tenerlo a él como candidato presidencial ( pero si sus ideas tienen respaldo será votadas) y finalmente una amnistía general para golpistas y Zelaya. Si ya sé no es la solución con la que harán una película pero permite regresar al hilo constitucional y el reconocimiento de las dos partes (Que es fundamental para la convivencia posterior) que dirimiran su conflicto en las elecciones.

Anuncios

4 comentarios en “Chávez, la Doctrina Betancourt y Honduras

  1. Entre líneas te comento:

    =======
    La conocida como doctrina Betancourt fue una posición del presidente adeco en la que este afirmaba que Venezuela rompería relaciones diplomáticas con cualquier país que no cumpliera con las reglas democráticas.
    =======

    Esto no es del todo cierto. Betancourt tal vez fue el aliado mas adulador de EEUU que jamás vio Venezuela. Que fácil era estar en NY, decir “dictador” por microfonos y ser colocado por EEUU el momento que Perez Jimenez se les volteo. Luego por decadas nos han hecho creer que “fue un movimiento social” siendo algo absolutamente falso.

    =======
    …la cosa no queda ahí sino que Venezuela parece estar promoviendo la intervención humanitaria. Una cuestionada politica que llevaran a cabo Tony Blair y Bill Clinton en la región de los balcanes principalmente y (si mi memoria no me falla) también en algunos países de Africa y Asia.
    =======

    Si, pero aquí el propósito era tener el control de areas estrategicas, mas que probado con la independencia de Kosovo al ser una estrategia geopolítica estadounidense

    =======
    Pero la cosa se pone más interesante aún y es que Venezuela para todo esto se ha movilizado a través de las instituciones creadas por el impulso del idealismo liberal político internacional (Naciones Unidas, OEA).
    =======

    Eso es lo que siempre se ha querido hacer ver, siendo un argumento totalmente falso. El liberalismo político no creo estas instituciones, sino la extensión básica de poder estadounidense. Si fuese liberalismo (tal vez progresista) político, no existiera el poder de veto.

    =======
    No dejo de preguntarme si el actual gobierno venezolano tiene claro hasta donde le puede llevar esa lógica en la que terceros países sean los que decidan que es o no democrático.
    =======

    No se puede dejar de mencionar lo “tras camaras” de esta “guerra”: Un enfrentamiento mediatico entre CNN y TeleSUR (generalizando CNN en muchas cadenas, medios y demás). Aqui la guerra es indirecta entre EEUU y Venezuela y mas que claras son las señas que todos los acontecimientos han dejado y la presencia fundamental de ambos países en cada uno de los hechos

    =======
    Yo no tengo ninguna duda de que en Honduras hubo un golpe de Estado injustificable. Pero también creo que no es menos cierto que el presidente Zelaya sobrepasó su autoridad al tratar de convocar una consulta (fuera vinculante o no) que le permitiera una constituyente y la posibilidad de ser reelecto…
    =======

    Ojo, no soy partidario de Zelaya ni de Chavez pero, si un presidente no tiene ese poder, no perderia sentido la democracia?

    =======
    …(Abro paréntesis para recordar que en Venezuela se hizo una constituyente por que el Tribunal Supremo de Justicia, presidido por una adeca, así lo autorizó en su momento).
    =======

    No del todo cierto, otra leyenda urbana jejeje. Aqui hay cada desastre que haria conversaciones de horas y horas.

    =======
    Otro tema que me parece es importante poner sobre la mesa es el de los presidentes que una vez que llegan al poder con el apoyo de un sector determinado se voltean y hacen en su gobierno todo lo contrario que habían expresado en campaña juntos con los partidos que lo habían apoyado. Sucedió con Lucio Gutiérrez en Ecuador, también con Carlos Mesa en Bolivia y ahora sucede también con Mel Zelaya en Honduras.
    =======

    Bueno, comparar Lucio Gutiérrez con Zelaya es un poco injusto, pero entiendo tu punto y si, es algo de considerar. A veces hay candidatos que juegan un poco con el sistema para ser electos y este evidentemente no fue la excepcion.

    =======
    ¿Qué hacer? Probablemente no guste tanto como la película de aventuras que por momentos parece querer plantearse desde Miraflores pero creo que una mesa de negociación (tal como se está llevando ahora con Oscar Arias) en la que se sienten las dos partes, se pacte el retorno de Zelaya hasta las elecciones en una especia de gobierno colegiado entre el congreso y él.
    =======

    No estoy de acuerdo con la mediación. Al tu sentarte a hablar aceptas que el tiene “poder” y es un error. Sea como sea, no puede permitirse un golpe de estado y la unanimidad debe ser absolutamente intransigente

    Excelente artículo y tremendo blog,
    Nos estaremos viendo, ya tienes otro lector

    Saludos
    juan

    twitter.com/vjanicek

  2. Cuando un gobierno no le satisface al pueblo que lo eligió, ese mismo elige a otro en las próximas elecciones, o en países con democracia participativa como Venezuela, puede incluso revocarlo. El pueblo no se siente a conspirar, ni da golpes de estado, por que los golpes de estado nunca los da la gente, los dan los poderosos, que son los dueños de las armas y del dinero. Lamentablemente es imposible dar tu voto a una idea, siempre que acudes a votar votas por una persona, y los humanos hemos demostrado ser seres bastante imperfectos. No creo entonces, que por promover medidas dirigidas a mejorar directamente las condiciones de vida y la educación, por encima de las neoliberales, el gobierno de Zelaya pierda legitimidad, eso sería absurdo.

    Más allá de esa discusión, que da para rato, te puedo decir, Rodolfo, que al menos desde mi punto de vista, nunca una consulta al pueblo puede ser llamada ilegitima, y menos en un país que se precie de ser democrático. Zelaya no hizo ni siquiera eso, hizo una pobre encuesta para luego proponer al congreso o al organismo competente la constituyente. Algo creo bastante prudente, cuando tienes una constitución firmada en plena guerra sucia, que incluso admite bases estadounidenses en territorio Hondureño, vale decir.

    La comparaciones de Chavez, con Betancourt, Clinton, y Blair, está de más objetarlas.

    Un saludo.

  3. GRacias por comentar Juan.
    Estoy de acuerdo con la intransigencia de la comunidad internacional solo como punto de partida para negociar. Porque sino ¿cuál es la salida? ¿Una intervención directa de la comunidad internacional? ¿Un bloqueo a Honduras que le permita a Micheletti mantenerse en el gobierno culpando de los problemas internos a la comunidad internacional?
    Los estados suelen preferir no meterse en problemas con otros estados para que no se metan luego con ellos. El realismo como seguro sabes promueve la dominación del estado como actor internacional y la no injerencia de los asuntos de un estado en otro.

    Es verdad que Naciones Unidas o la OEA son sistemas muy vinculados al realismo estatal pero también es cierto que el sistema de derechos humanos y las instituciones no estatal que las rodean si tienen un fuerte componente del liberalismo políticol. Y por otro lado creo que lo perfecto ( la inexistencia del derecho a veto cuando se creo el sistema de la sociedad de las naciones) es enemigo de lo bueno.

    “pero, si un presidente no tiene ese poder, no perderia sentido la democracia?”
    En lo personal creo más en gobiernos un poco más parlamentarios que presidenciales. Pero en todo caso no creo que pierda sentido la democracia porque según entiendo de la constitución hondureña esto (la reelección) no se puede promover estando en el poder. Es decir cuando se juega con la ventaja de estar en el poder. Y la verdad es que eso me parece justo.

    BEtancourt fue electo popularmente.Aunque desde luego contaba con la complacencia de Estados Unidos. Es verdad que había importantes diferencias entre el AD en el exilio y el AD que se había fajado en la junta patriótica.Pero Betancourt tenía mucho más claro el entorno venezolano que buena parte de la izquierda venezolana que se lanzó a la montaña sin verdadero apoyo popular alguno.

    Según como se vea también se puede decir que el gobierno venezolano busca sino el control al menos influir sobre áreas estratégicas ¿y quién puede decir que el istmo centroaméricano no lo es?

    saludos y bienvenido por estos lares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s