Odisea de un reclamo en el Banco Industrial

Y no, no es una historia de Aunque usted no lo crea, tampoco del más criollo Nuestro insólito universo. Es una historia que me pasó a mi.

Todo empezó ayer, cuando traté de retirar plata del cajero para pagar mi cenita. El cajero no me la quería dar.Incredulo probé en otro cajero. El mensaje era el mismo: ha excedido su límite diario. Algo sin duda extraño por que no había sacado plata en todo el día. Miré a ver que pasaba. Pedí  averiguar mi saldo en la cuenta y aparecía solo 509 bolívares. Apenas unos días antes tenía poco más de 2500 bolívares. No sabía cómo pero alguien había retirado plata por mi por montos imposibles de sacar. Imposible para uno.No para los delincuentes.

Todo el mundo me lo había dicho alguna vez: no dejes tu plata en el Industrial.Sácala. Pero no hice caso. El resultado es que prácticamente me vaciaron la cuenta.Al regresar a la oficina, imprimí desde  internet mi estado de cuenta y me dispuse a llamar  por telefono. Pasaron cerca de treinta minutos antes de que atendieran mi llamada y quien me atendió solo me dijo que debía ir a la agencia de las delicias, en chacaito al departamento de seguridad para hacer el reclamo.

Así que hoy en la mañana, apenas me desperté fui para allá.

Serían las 10 de la mañana cuando llegué a la sede del Industrial. Cuando pregunté en recepción me enviaron al primer piso y allí me dijeron que no, que antes de que me atendieran en el departamento de seguridad debía hacer el reporte en el Banco. Respiré profundo y me fui a a la agencia que queda allí.Tome ticket: 569.

Menos mal que había llevado un libro: El poder y el delirio, de  Enrique Krauze. Así que empecé a leer, primero parado y luego sentado. Pasaba páginas y páginas, la agencia se llenaba. Sonaba el pitido que anunciaba que podía pasar una y otra persona. Pero los números de mi serie aparecían menos. Mucho menos.

Tan menos que fueron seis horas de espera antes que me atendieran. Y cuando lo hicieron me dijeron que el reclamo no se podia procesar antes de 48 horas. Que el sistema no lo permitia. Que una vez que pasaran las 48 horas debía llevar unas copias cuadriplicadas de esto y aquello.Pero eso no es nada cuando me imprimió el estado de cuenta pudimos ver los dos que los delicuentes mientras yo hacía la cola, esperaba que me atendieran,  me habían afanado 302 bolívares más.

Ahora, para el lunes o martes será que yo pueda reclamar.

Anuncios

2 comentarios en “Odisea de un reclamo en el Banco Industrial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s