El periodismo y yo. Crear un proyecto editorial.


A mi no solo me gusta escribir, informar o echar el cuento sino que también disfruto desarrollando proyectos editoriales. Podría poner a contarme aquí los fanzines que hacía de chico, que vendía a los amigos, que distribuía en 10 liceos de Caracas y cuya concepción fueron en buena parte mi responsabilidad. Pero no me iré tan atrás pues estos cuentos y reflexiones de “el periodismo y yo ” son sobre mis primeros quince años cobrando por escribir. Así que tengo que contar que mi gran escuela en esto de crear publicaciones fue Letras el periódico universitario. Y es que aunque cuando yo llegué el periódico ya estaba creado, se trataba ( y se trata aunque ahora menos) de un medio que siempre convirtió su experimentalidad en una constante ( para bien o mal es un debate que dejo para otro momento o lugar). A los pocos meses de estar allí me encomendaron a mi y a dos compañeros más crear El Sordo, encarte musical culturoso. En Letras también me tocó inventarme algunas otras ideas como un encarte juvenil que finalmente nunca salió pero se suponía una separata en un formato más dinámico y coleccionable, también me inventé (sobre el papel) una revista de música y otra que tenía como eje las diferencias, la pluralidad y pensaba que su ámbito podía estar vinculados con las ONG y en general con la gente interesada en transformar el mundo.Aquél proyecto se llamaba Babilón (no Babilonia, no Babylon, no Babel ). Una revista para el mundo homosexual venezolano fue una idea que manejamos una amiga y yo. Ese tipo de revistas se multiplicaban en el mundo anglosajón y en España (Zero, empezaba a salir) además una web gay venezolana era ya entonces una referencia para la comunidad latinoamericana. Pero consultando a amigos homosexuales nos dimos cuenta que no habría suficientes venezolanos dispuestos a salir del closet para comprar una revista.

Crear un proyecto editorial pasa por hacerse un montón de preguntas. La primera de todas es: ¿con quién cuento? La segunda ¿con qué cuento? La tercera: ¿a quien va dirigido? ¿con que periodicidad? La cuarta: ¿cuánto se del tema? Creo que todas las demás preguntas y respuestas se desprenden de estas primeras cinco. Vamos una por una:

1)¿con quién cuento?
Esta pregunta incluye socios, posibles periodistas, fotógrafos y diseñadores que se puedan ganar para el proyecto.Necesitas cómplices. A mucha gente le puede parecer maravillosa la idea de lanzar una publicación y de buenas a primeras pueden decir que si pero se trata de descubrir con quien se cuenta de verdad, verdad. Preferiblemente en el caso de socios de gente que se complemente.

2¿con qué cuento?
Con qué capital, con qué equipos. Conocer tus limitaciones puede hacerte más creativo. Y la creatividad te puede hacer destacar.

3)Quién quieres que lea la publicación, pero también quien esperas que anuncie.
Nos guste o no las dos cosas van juntas. Porque tus anunciantes esperan determinadas características según a quien va dirigida la publicación. Ellos tienen ya una preconcepción de los intereses de determinados segmentos. Tú tienes tú olfato, tu intuición y eso seguramente es lo que puede hacer la diferencia. Y es que uno de los grandes problemas de las publicaciones de hoy en día es que responden tanto al segmento al se suponen que están orientadas que terminan pareciéndose todas. Y eso es un verdadero fastidio. Lo ideal es crear tu propio segmento pero para ello (y mientras lo haces) debes lograrle vender la idea a los posibles anunciantes de que el perfil de tu revista encaja en uno ( o varios) de los perfiles que ellos tienen preconcebidos y es que si no, ¿con qué avisos vas a mantener tu publicación? Y es que el precio de venta al público solo representa un pequeño porcentaje de los ingresos.

4) ¿cuánto se del tema?
Siempre viene bien saber del tema en que gire tu proyecto editorial. Aunque no es del todo indispensable si sabes cual puede ser tu aporte, tu ángulo particular que crees que le puedes dar.Si tienes mucho conocimiento de un tema quizás lo que tengas que cuidar es que otros no lo tengan tanto como tú. Y si lo tienes poco quizás lo que toque es rodearte de gente que sepa del asunto.

La distribución
Una vez resueltas las pequeñeces de arriba (además de la creación de la empresa como tal) viene el que es el verdadero dolor de cabeza de una publicación (es más fácil conseguir una buena imprenta o siquiera una decente) : la distribución. De nada vale hacer una publicación maravillosa que no va a llegar a nadie por falta de distribución. Aquí hay dos formas básicas de trabajar o bien creas tu propia distribuidora o negocias con las que ya existen. Pongamos que decides por lo segundo…bueno la distribuidora te va a decir cual es el porcentaje del precio de venta que aceptan y cual es el precio mínimo de venta ¿que no te gusta? Bueno, siempre puedes buscarte otra distribuidora. Por mi trabajo como parte del equipo editor de Letras a mi me ha tocado trabajar con tres de ellas: Distribuidora Santiago que entonces además de libros distribuía (distribuye seguramente) también revistas importadas y locales, la de El Nacional y la de El Universal. No se si La Cadena distribuye publicaciones que no sean propias y siempre me recomendaron que ni de vaina dejara mi publicación en manos del Bloque de Armas. No sé bien por qué. También puedes tratar de montar tu propia distribuidora y si se mira bien hay algunas áreas que no son cubiertas por las principales que seguro pueden convertirse en tu nicho. Pero hoy en día hay otra cosa que hay que considerar y es si quieres que la gente compre tu publicación o si te apuntas a la moda de los gratuitos.

Cada opción tiene sus pros y sus contras. Lo bueno de la adquisición gratuita de la publicación es que puedes presumir con tus anunciantes de que tu publicación se agota. Pero también es importante que se agote en los lugares adecuados. Una publicación juvenil que se distribuya en ancianatos da igual que se agote porque no está llegando al público meta. Probablemente una distribución gratuita te obligue a organizar tu mismo la distribución pues las grandes distribuidoras suelen trabajar por porcentaje del precio de venta. Cuando armes tu distribuidora para tu publicación gratuita tienes que entender que no puede ser distribuida en sitios convencionales (lo tuyo no serán los kioscos) y eso te obligará a realizar convenios y a venderles la idea de que tu publicación es un valor agregado para ellos (para que no queden dudas, para los locales donde dejarás tu publicación). A ti te da lectores y a ellos algo adicional que ofecerle a sus clientes.Posibles lugares para distribuir prensa gratuita son locales de todo tipo, sistemas de transporte público, Centros comerciales y pregoneros. La venta de pregón es indispensable para los medios pagos a los pregoneros se les paga un porcentaje de la venta de publicación y en el caso de la distribución gratuita pues les pagas más como si fueran promotores, promotoras o sea por tiempo trabajado pero es también muy importante el pregón sobre todo cuando arrancas una publicación para darla a conocer se trata de una interaccción humana de alguien que se le acerca a un consumidor cautivo ofeciéndole un producto que es gratis pero que le puede ofrecer cosas (información en nuestro caso – aunque también puede ser estatus y otros valores asociados a la información y estilo de tu publicación-) de su interés ¿Los contras? En determinados grupos es más difícil crear fidelidad a las publicaciones gratuitas. Aunque ya hay gratuitos de primera, segunda y tercera generación. Esto es más o menos los gratuitos sustentados fundamentalmente en información de agencia y breves, los que son gratuitos pero de calidad con mayor información propia e incluso postur as definidas y finalmente los gratuitos especializados .

El diseño
¿Cómo quieres que se vea? Pero también cómo espera tu público cautivo que se vea ¿y tus anunciantes? El diseño debe estar asociado al tipo de publicación que quieres. Y es lo primero que tienes que tener claro. El exceso de experimentalidad generalmente no ayuda a la lectura. Antes de pedirle a un diseñador una propuesta la debes primero tener claro tú. No se trata de que le dictes línea por línea lo que quieres pero si es importante que el sepa los margenes en que te quieres mover. Que cosas son para ti indispensables y por qué (indispensables por ejemplo: a lo mejor tu publicación colabora gente famosa y eso es importante para ti que se destaque porque es uno de tus argumentos para que los lectores se acerquen a o por ejemplo tu publicación va dirigida a gente de cierta edad entonces hay que optar por un buen punto en la letra y una tipografía de fácil lectura) . Y creéme que para un diseñador es mejor decirle los argumentos del tipo de cosas que quieres que armarle un frankesteín del tipo que se parezca a éste o a esta otra publicación porque eso es bastante desestimulante. Es interesan te también que desde un principio diseño y la forma en que se van a elaborar los textos estén integrados.

Creo que por ahora voy a llegar hasta aquí. Este es el abc para la creación de una publicación. Hay desde luego más detalles sobre la creación de la empresa periodística, sobre margenes de ganancia, cantidad de publicidad, detalles sobre el diseño, tipografías, mercadeo y las formas de trabajo de un equipo de los que se podría hablar pero los dejaré para otra ocasión o para cuando algún interesado decida contratarme jajaja.

Anuncios

3 comentarios en “El periodismo y yo. Crear un proyecto editorial.

  1. ¡Uffff, Rodolfo! Tenía esos proyectos enterrados en la memoria, guau. Aún me sigo cuestionando las mismas cosas que tu: por un lado el producto, sus anunciants y su público.Por otro lado los medios de distribución. En estos momentos la red se ha vuelto una alternativa viable para un producto editorial. El problema con esta vía como “money”tarizarla, como dicen los gringos.Modelos de negocios nuevos, ese es el santo grial de los medios editoriales

  2. Hola vengo a decirte que tienes un premio en mi blog por la manera como has desarrollado tu espaciohttp://venezuelavistaporshanti.blogspot.com/

  3. Hola, qué tal? Mi nombre es Diego, estoy coordinando un proyecto en que participan principalmente estudiantes, algunos profesores y graduados de Filosofía en Buenos Aires entre otros profesionales, intelectuales y artistas. La idea es desarrollar una revista cultural impresa con orientación filosófica, con agregados de crítica, arte y poética entre algunas otras singularidades. La pregunta es sobre qué proyección le ves. Estuve leyendo tu artículo sobre el papel del agente literario. Quería preguntarte sobre qué posibilidades de distribución te parecen mejores para esta clase de proyecto pues estamos en fase de encauzar el rumbo de la dirección editorial y cualquier aporte que puedas hacernos será muy bienvenido, a fin de hacer concordar el planteo editorial con la estrategia de distribución y difusión. Un gran saludo, y gracias por tu tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s