¿Reforma o constituyente?

La oposición no lo va a tener nada fácil.Sobre todo porque las propuestas criticas son un galimatias: la posibilidad de múltiples vicepresidentes, los territorios federales que abarquen varios estados. Que los vice puedan servir de coordinadores (¿no y que la alcaldía mayor era un fracaso?), el si pero no de la propiedad privada, la militarización de la sociedad, la economía socialista que no queda clara o la independencia del banco central que nadie sabe para que sirve. Sin contar que en los próximos meses el gobierno permitirá que la oposición debata en torno a esta propuesta mientras en la asamblea se cocina otra. Llegado el momento crucial el gobierno hará los ajustes necesarios para que sea aprobada la nueva constitución. Y la oposición habrá debatido en torno a las imprecisiones dichas cuando la propuesta fue presentada.

Hay quienes creen que es necesario fomentar un debate nacional en torno a la nueva constitución. Yo me pregunto ¿Debate? ¿Quién dijo que importa el debate? Lo que importa es mantenerse en el poder. Para eso están allí las seis horas laborales, y la supuesta entrega de poder a través de los consejos comunales. Son por cierto mucho más fáciles y claras de vender que el totalitarismo, hiperpresidencialismo y militarismo que algunos podemos observar en Chávez ¿quién dice que esos tres ismos no son un nuevo invento de la oposición? Como decía Pierre Bourdieu en los medios es mucho más fácil producir discursos legitimadores que discursos deslegitimadores y, ay caramba, resulta que en la sociedad venezolana actual el discurso legitimado es el del gobierno. La complicación estriba en que el gobierno solo tiene que vender unas cuantas consignas para convencer y de esta manera mostrarse coherente con su discurso previo. Y la oposición en cambio tiene que vender, poner en el tapete ideas más complejas y de paso desmarcarse de buena parte de su actuación anterior. Fundamentar la campaña en valores de más difícil compresión que la redistribución de la riqueza actual.Todo en unos tres meses .

Creo que la salida de la oposición para escapar al debate propuesto por Chávez es buscar la convocatoria de una asamblea constituyente. Entendiendo la convocatoria y no solo la asamblea misma como una forma hacer política profundamente por el país con una agenda de temas bien definida.

Comparto la idea de la convcatoria a una constituyente con boto universal, directo y secreto prero tengo mis dudas en cuanto a una unnominalidad pura, suena bien pero tengo mis dudas. Preferiría un sistema mixto, como aquél mixto alemán que se tenían en las primeras o segundas elecciones regionales (una mezcla de uninominalidad, listas y cocientes si no me falla la memoria) ¿Cómo le dicen los candidatos constituyentes al país su posición con qué recursos? Solitarios candidatos estarían en desventaja con candidatos oficialistas.Además con la militancia vinculada al chavismo podrían estimular la sobre inscripción para luego promover una serie de candidatos específicos con lo cual lograrían dispersar el voto opositor y el de cierto chavismo menos militante pero lograrían una mayoría para poder ser factor decisivo en la asamblea.Con un sistema mixto la oposición lograría incluir más constituyentistas y se estaría en condiciones más iguales.

Yo creo que una campaña opositora debería estar fundamentada en valores políticos: Concentración del poder versus desconcentración, militarismo versus civilismo y etc. Suena muy maniqueo pero es parte de lo que está planteado y sobre lo que se está decidiendo. Y son temas que pueden ser de la oposición a diferencia de los de Oligarquía vs pueblo imperialismo vs nacionalismo que Chávez se ha apropiado en su totalidad. Es verdad que la oposición no es homogenea pero si hay con seguridad una serie de valores políticos más o menos comunes que hasta ahora en la política de la contra no han sabido explotar.

Yo espero que alguna parte de la oposición no se haya quedado pasmada en los últimos meses y haya hecho eso que dices (comenzar a armar bases, formar militancia y activistas) por que si no mucho menos es posible una campaña constituyente uninominal como la que te gustaría. Lo sé, este tipo de campaña (la que tiene listas asi sean mixtas) tiene el grandiísimo problema que muy probablemente terminemos viendo a buena parte de las caras de siempre, con discursos más o menos de siempre pero quizás por ser mixtas puedan entrar de segundos caras nuevas y menos repetidas.

Creo que el diálogo es necesario para construir una nueva forma de poder, que el debate nos fortalece como país pero que también es necesaria un idealismo pragmático como del que habla Dick Morris en su libro El Nuevo Principe.

Porque eso el chavismo si que lo tiene claro. Muchos amigos mios hoy en el poder lo dicen (o al menos decían): bueno no me gusta esto, no me gusta aquello, pero es una oportunidad que no se va a volver a dar, hay que aprovecharla . Idealismo pragmático. El chavismo lo tiene claro ¿ por qué la oposición no? A la posición insisto le hace falta promover una propuesta fundamentada en el idealismo pragmático si quiere llegar más allá de su base natural opositora.

No creo que el idealismo pragmático tenga porque chocar con la discusión de valores y principios. Por el contrario es un idealismo sustentado en valores . Mi temor con el exceso de idealismo es que para debatir se suelen necesitar dos y aquí va a haber uno solo que quiera debatir.Además ese debate si de verdad se diera (que si , que en el fondo de mi creo que debería ser lo ideal) tiene un tiempo y unas condiciones que fijara claramente una de las partes. Lo cual hace bien difícil un debate. Y no creo que en los tres o cuatro meses que habrá de aquí a ese proceso refrendario se pueda debatir en la opinión pública como para en vez de quedar más confundidos quedemos más claros.

A mi me gustaría en todo caso que en la campaña constituyente los partidos den en su visibilidad un paso atrás. Que se conviertan en la estructura que le de visibilidad a la ciudadanía no necesariamente militante de partidos.

Y en el camino hay que quitarle el miedo a la gente para poner su firma para convocar una constituyente. Como diría un cubano: “no es fácil compañero no es fácil”.

Amanecerá y veremos. Espero.

* Este texto es una versión de la conversa sostenida con resteados en su blog.

Karelia de Explikame! tiene un buen resumen comparativo de los cambios y sus justificaciones.

Anuncios

3 comentarios en “¿Reforma o constituyente?

  1. Lanata cree que en América Latina hay gobiernos que “dicen” ser de izquierda
    EFE

    Quito, 3 sep (EFE).- El escritor y periodista argentino Jorge Lanata aseguró hoy en Quito que en América Latina hay muchos gobiernos que “dicen” ser de izquierda pero que, a su criterio, no lo son, y citó como ejemplo el caso de Argentina.

    “Estamos en un momento raro de la izquierda, en un momento de crisis de la izquierda mundial. Tiene que haber una reformulación filosófica”, dijo Lanata, quien promociona su libro “Muertos de amor”.

    Lanata cree que lo que hay “en América Latina son muchos gobiernos que dicen que son de izquierda, pero que no son”.

    “El caso donde más lo veo es (Néstor) Kirchner (presidente de Argentina), pues tiene una dialéctica de izquierda pero su gobierno es claramente de derecha”, dijo a un grupo de sus lectores en Quito (Ecuador).

    Según Lanata, la decisión de Kirchner de pagar la deuda al Fondo Monetario Internacional no fue unilateral.

    “Así como hubo en un momento en los 70 y 80 una política de endeudar al Tercer Mundo porque había petrodólares y crédito fácil, hubo en el segundo gobierno de Bush una política para desendeudarse de una vez, para que los gobiernos le pagaran al Fondo”, dijo.

    Por ello, cree que la decisión de “Argentina, Ecuador, Brasil y otros países de pagarle al Fondo no es una decisión autónoma de los países, sino que los países (la) tomaron de acuerdo con el Fondo”. “Que nos quieran vender eso como el movimiento rebelde, que pagamos la deuda, es mentira”, anotó.

    Lanata opinó que la corrupción es “incompatible con la izquierda”, y en ese sentido dijo que el gobierno venezolano de Hugo Chávez “está lleno de corrupción”, por lo que se preguntó: “¿Es de izquierda?”.

    Asimismo, criticó el cierre del canal Radio Caracas Televisión (RCTV), pues señaló que afectó a “gente inocente” como los maquilladores, iluminadores y otros trabajadores, por lo que opinó que si se consideraba que algunos eran “una manga de fascistas y jugaron al golpe (de Estado)” se los debía procesar y encarcelar.

    Para Lanata, el caso del gobierno boliviano de Evo Morales es “interesante políticamente” y “muy raro” porque, a su criterio, hasta hoy no había habido un gobierno indigenista-nacionalista, que ahora afronta el “grave problema” de la intención de dividirlo.

    Al referirse a las constituyentes, subrayó que tener abierta la discusión sobre el poder tanto tiempo “es un error porque genera una situación de inestabilidad increíble”.

    Lanata se reunirá mañana con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, con quien hablará sobre la prensa, la Asamblea Constituyente que está en camino en esta nación andina y sobre el Socialismo del Siglo XXI, que él propugna.

    “Para mi es muy confuso lo que Correa propone. Que alguien me explique qué es el socialismo del Siglo XXI. No lo entiendo y cuando creo que lo entiendo me parece una imbecibilidad. Prefiero creer que soy yo el idiota y que no lo puedo entender”, dijo, al tiempo que ironizó prometiendo asistir a algún curso sobre el tema si lo dictan en Quito.

    Al hablar sobre la prensa, criticó la auto-censura, la calificó como “un error” y dijo tener la “sensación” de que Correa “se pelea con la prensa porque es su enemigo más fácil. Es la manera más fácil que tiene de pelearse con la oligarquía simbólica, (pues) con la oligarquía real no se pelea”.

    Correa mantiene un pulso con un sector de la prensa ecuatoriana a la que considera vinculada a grupos económicos que -opina- no apoyan los cambios que anuncia en la Asamblea Constituyente, que se instalará en octubre próximo, para redactar una nueva Carta Magna.

    Al hablar de su libro “Muertos de amor”, centrado en la revolución, dijo que en éste hay muchas voces que se superponen, pues intencionalmente elimina de a poco la referencia de los personajes, entre ellos el Che Guevara y otros de la generación de éste.

    Justificó su título, pues le pareció “atractiva la idea de que también por amor alguien pueda matar y en este caso por un amor abstracto, como la revolución”.

    “Lo que plantea el libro en el fondo es hasta dónde se puede o no, en función de un fin supuestamente superior, disponer de la vida de alguien”, dijo.

    Para el escritor, la idea de la revolución debe pasar primero por lo personal: “Los primeros que tenemos que revolucionarnos somos nosotros mismos de nuestros prejuicios, ignorancia y estupidez”, sentenció.

  2. Ah mira tú justo ahorita estoy escribiendo un post sobre porque éste está lejos de ser un gobierno de izquierdas. Al menos de la izquierda que a mi me puede interesar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s