Ocho aspectos de mi vida

Me envía Sofia, un meme sobre los aspectos de la vida. Se trata de contar ocho aspectos de mi vida. Me recuerda a las libreticas con preguntas que uno llenaba en bachillerato porque es un poco general pero bueno ¿por qué no? Estoy hoy de ánimos y sobre todo para escapar de la caliente realidad que se vive de la ventana de mi edificio para afuera.

1) Soy un tipo lento y calmado. Tan lento que cuando era niño teníamos dos horas para comer en el comedor.Bueno yo siempre tardaba más.Cerraban el comedor y me llevaba el plato a la cocina y mientras las cocineras limpiaban yo terminaba de comer. Aunque quizás éste no sea el mejor ejemplo porque hoy en día como rápido. Demasiado rápido quizás. Calmado, bueno calmado sigo siendo.Cuando la mayoría de las personas pierden la calma yo me mantengo tranquilo. Son pocas las cosas que me sacan de quicio. Creo que hay poquisima gente que me ha visto perder los estribos. Siempre he sido así, pero luego comprender via el budismo lo bueno que puede ser mantener la ecuanimidad pues mucho más.

2) Soy casi adicto al té parmalat y a la malta. La malta fue mi primera adicción por razones médicas tuve por años prohibido el alcohol, la cafeína y la teína entre otras ínas. En mi casa yo solito me tomaba una caja de maltín Polar.Todas las semanas hasta que un día abrí una botella, sentí un olor espantoso y hasta allí llegó mi adicción. Bueno al menos por dos años no tomé malta de esa manera y luego tomaba una o dos de vez en cuando.

El té parmalat vino después. Bastante después.Trabajaba haciendo diarismo y una compañera y yo eramos los responsables de cuatro páginas internacionales diarias, además tenía como responsabilidad cuatro páginas semanales de la revista de fin de semana y de vez en cuando algunas cositas más. Ese montón de trabajo implicaba que al menos de miércoles a jueves debía trasnocharme para terminar mis textos de la revista y en ese plan empecé a tomar te Parmalat, un par de litros diarios y en la madrugada de miércoles para jueves hasta me llegaba a tomar cuatro. Cuando me di cuenta que cuatro litros ya no e causaban el mismo efecto pues decidí que me estaba excediendo y paré el consumo. A lo que ayudó sin duda también el cierre del medio.

3)La gente que me conoce sabe que me encanta bailar. Pero no así siguiendo los pasos oficiales del baile en cuestión, sino disfrutando la música, sintiendo el movimiento y moviéndome como me da la gana. A pesar de ello me cuesta un montón seguir cualqueir coreografía, pero con todo y eso uno de mis mejores tiempos fueron sin duda cuando al menos tres veces por semana aprendía danza en Pisorrojo, veía clases de ballet y acrobacia en el Teresa Carreño. Pero no profundice con la danza por decsión propia. Sabía que podía apasionarme tanto como con el periodismo que ya ejercía. Asi que tuve que dejar las clases. Pero sigo bailando y disfrutando de la música cada vez que puedo.

4)Soy desordenado. Bueno al menos según mi novia, mi mamá y mi hermana. Pero yo insisto. Soy ordenado, pero no de la manera convencional.Hay que romper con convencionalismos.

5)Soy adicto a la información. Esto ya lo he dicho alguna vez por aquí.Pero no por ello es menos cierto. Leo varios periódicos al dia, leo varios blogs y chequeo las listas a las que estoy subscrito cada vez que puedo para saber de tendencias de opinión y de información. Son pocas las veces que me desconecto del todo. Y cuando me interesa mucho una información llamo a la fuente más directa posible para saber.

6) No se lo vayan a decir 😉 , pero estoy enamoradisimo de mi novia.

7) Hace años que digo que mi libro de cabecera es: “Una historia natural de los sentidos” de Diane Ackerman. Que ahorita mismo no tengo en casa porque varias veces lo he regalado.

8) Siempre me han apasionado los juegos de mesa, pero pocas veces tengo con quien jugar: Ajedrez, monopolio, 1 mil Kilometros, Backgamon.

Anuncios

3 comentarios en “Ocho aspectos de mi vida

  1. Cuando me hablas del té Parmalat, me haces rememorar esos tiempos de prisa, periodismo “improvisado” de buena fe y adrenalina… Las expectativas de cambio… Ahora, ¿a qué somos adictos? Al amor, eso sí es seguro. A la información, a la esperanza, al cambio…Por mi parte te digo que soy adicta al café, al sudamericano, muy costoso por estas latitudes.

  2. Que casualidad, yo me tomaba hasta 6 maltas diarias hasta que le pure dejo de comprarlas, luego me envicie con el nestea, pero cada vez que voy a una panaderia pido un te parmalat de durazno es el mejor de todos, aunque le salio competencia pq el de lipton de lata no esta nada mal. Me gusta este tipo de post, un poco a lo seinfeld no se tratan de nada pero entretienen, porque nos identifica con nuestro dia a dia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s