El periodismo y yo. Cuando buscan ganarte.

Uno como periodista se la vive entre varias aguas. Se la pasa entre gente que quiere llamar el interés y la atención de uno para que uno apoye su agenda, su causa, la destaque y emerja entre el montón de cosas importantes que pasan cada día. Es algo con lo que hay que aprender a moverse, con lo que hay que trabajar y vivir. Lo básico es que uno no debe hacerse amigos de las fuentes aunque estas siempre trataran por todos los medios que uno se sienta como tal. Alguna vez leí ,en algún lado que no recuerdo, que si uno se ha hecho tan amigo de la fuente como para no poder hablar mal o en contra de ella es mejor que se retire del periodisimo. Las fuentes siempre tratan de ganárselo a uno con atenciones. Hay desde luego las cosas de trabajo: si uno escribe de música que le den las entradas para el concierto pues es pasable. Siempre y cuando sea la cosa para uno (y el fotográfo) , y uno no termine de sentirse comprometido de manera especial con esa persona, empresa o lo que sea. No siempre se tiene claro y vale la pena recordarlo pero uno no está comprometido a escribir bien aunque muchas veces se espera que uno lo haga. Con el cine sucede algo similar, con la tecnología y por supuesto también con la economía y la política si bien de manera no tan evidente.

Recuerdo el caso de CEDICE (el centro de divulgación para el conocimiento económico). Ellos todos los años, varias veces al año, dictan un curso para periodistas.Yo lo he hecho un par de veces porque no siempre se tratan exactamente los mismos temas y porque el curso es actualizado a la realidad económica del momento y a las inquietudes que los periodistas puedan tener. Y la verdad es que todos los ponentes son excelentes profesionales y poder tenerlos juntos a lo largo de tres meses no tiene precio ¿o sí? El precio en este caso es sobre todo la parcialidad. Pues es el programa de estos cursos promueve desde distintos puntos de vista una postura económica y política determinada y al finalizar el trimestre se tiene además una buena agenda de personas que avalan claramente las posturas de esta ONG, que muchos colegas terminaran entrevistando como referencia y “cerrada la rueda”. El interés en influir es tan importante para ellos que periodicamente convocan a distintos periodistas: corresponsales de prensa regional, de radio, televisón, de prensa caraqueña o de instituciones del Estado. La última vez que lo realicé fueron convocados especialmente periodistas que trabajaban en instituciones del Estado. Como resultado, periodistas que trabajan para un Estado que promueve una mayor intervención del Estado en la economía recibían un curso que durante tres meses los formaba sobre la necesidad de achicar el estado o incluso las buenas razones que podría haber para eliminar el Banco Central. Al finalizar el curso una compañera periodista de televisión fue ascendida de reportera a ancla de la sección de economía. También cuando el curso terminó les dieron a todos un cheque por los traslados hechos para hacer el curso. Yo en su momento me negué a aceptarlo con el argumento que me parecía excesivo que encima que le daban a uno gratis un curso de tres meses también le pagarán por asistir. Así que al final mi cheque quedó registrado como una donación mia a esa ONG.

Otro caso, más bien político, me ocurrió luego de que entrevistara a el comandante Ariel de las FARC. Trabajaba yo para El Diario de Caracas y gracias a un amigo de la juventud comunista tuve el chance de entrevistar a este personaje (otro dia cuento los detalles de esta entrevista). De paso en las páginas internacionales del EDC trataba yo de equilibrar la información sobre Colombia poniendo a las distintas partes permanentemente. Lo cierto es que gracias a eso empecé a recibir todas las semanas un boletín de la embajada colombiana que destacaba la postura del gobierno colombiano sobre el conflicto en su país. Y un día recibí la invitación para cenar con el nuevo embajador colombiano y descubrí allí que era uno de los cuatro periodistas invitados para esa cena. Al final de la cena recibimos cada uno de nosotros uno de los tomos que compendían la obra periodística de Gabriel García Márquez. No pude evitar aceptarlo. Pero tampoco dejé de entrevistar a Ariel en una segunda oportundad. Y sí, también tuve con él un par de conversas privadas en las que me explicaba cuales eran a su juicio las condiciones del conflito en Colombia. Evidentemente también tratando de influir.

PD1:
Aclaro por cierto que yo no creo en conspiraciones y que de manera general no me parece mal que se quiera tratar de influir sobre lo que se dice en los medios. Pero creo que uno debe tratar siempre de no dejarse llevar por estos procesos de influencia poniéndolos siempre en su lugar.

PD2: Aclaro también que aunque tengo importantes diferencias con CEDICE respeto su trabajo, porque me parece que son un poderoso centro de pensamiento (un think tank – aunque quizás un poco chico-) que tiene muy definida su agenda y que en Venezuela podrían hacer falta más centros que funcionaran de esta manera pero claro preferiblemente de ideologías diversas. Además en sus cursos hay toda la libertad para preguntar y cuestionar a los entrevistados lo cual me parece bien saludable.

Anuncios

8 comentarios en “El periodismo y yo. Cuando buscan ganarte.

  1. Hola, disculpa que te haga dos comentarios off topic, pero tengo que aprovechar la oportunidad. Primero, ¿no estás registrado en to2blogs?; segundo, ¿publicas en blogspot usando wordpress? ¿Cómo se hace eso?

    Ya entrando en el tema, CEDICE hace lo qu tiene que hacer: difundir su ideología (entieéndase ideología sin el tinte negativo que tiene la palabra). Para ello utiliza diversos mecanismos entre ellos hacerle ver a los periodistas que la economía no es solo tablas, gráficos y estadísticas, sino que las instituciones (léase, entre otros, los gobiernos) tien mucho que ver con el funcionamiento de la misma, pero no porque “falta” gobierno sino más bien porque sobra.

    Entrando aún más en el tema, tienes razón, cada cual hala la brasa a su sardina, porque si no es así no figura.

    Saludos.

  2. Hola, disculpa que te haga dos comentarios off topic, pero tengo que aprovechar la oportunidad. Primero, ¿no estás registrado en to2blogs?; segundo, ¿publicas en blogspot usando wordpress? ¿Cómo se hace eso?

    Ya entrando en el tema, CEDICE hace lo qu tiene que hacer: difundir su ideología (entieéndase ideología sin el tinte negativo que tiene la palabra). Para ello utiliza diversos mecanismos entre ellos hacerle ver a los periodistas que la economía no es solo tablas, gráficos y estadísticas, sino que las instituciones (léase, entre otros, los gobiernos) tien mucho que ver con el funcionamiento de la misma, pero no porque “falta” gobierno sino más bien porque sobra.

    Entrando aún más en el tema, tienes razón, cada cual hala la brasa a su sardina, porque si no es así no figura.

    Saludos.

  3. y no uso wordpress, publico en blogspot usando blogger. Pero esta plantilla se parece mucho a las de wordpress. Y sí Klaus si que estoy en todoblogs y veneblogs como debe ser. Aunque en esos blogs estoy registarado con el nombre original del blog (Desde el exilio, porque no estoy aquí) que es asu vez el del dominio, pero no el del nombre actual del blog.

    Y si, estoy de acuerdo, CEDICE hace lo que tiene que hacer. Lo que yo digo es que los peridistas también debemos hacer lo que tenemos que hacer: mirar ampliamente y buscar matices.

    saludos.

  4. y no uso wordpress, publico en blogspot usando blogger. Pero esta plantilla se parece mucho a las de wordpress. Y sí Klaus si que estoy en todoblogs y veneblogs como debe ser. Aunque en esos blogs estoy registarado con el nombre original del blog (Desde el exilio, porque no estoy aquí) que es asu vez el del dominio, pero no el del nombre actual del blog.

    Y si, estoy de acuerdo, CEDICE hace lo que tiene que hacer. Lo que yo digo es que los peridistas también debemos hacer lo que tenemos que hacer: mirar ampliamente y buscar matices.

    saludos.

  5. Enhorabuena. Aunque ahora no ejerzo como tal soy periodista y entiendo la dificultad que entraña la relación con las fuentes. Debemos tener una buena relación con ellos pero sin que ello nos incline hacia la autocensura en ningún momento. Me ha gustado leerte. Saludos desde España.

  6. Enhorabuena. Aunque ahora no ejerzo como tal soy periodista y entiendo la dificultad que entraña la relación con las fuentes. Debemos tener una buena relación con ellos pero sin que ello nos incline hacia la autocensura en ningún momento. Me ha gustado leerte. Saludos desde España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s