El vecino de al lado

Dónde vivo ahora tengo un vecino gruñon. Se trata como dice mi compañero de casa de un mantuano desubicado. Ayer mientras mi hermano arreglaba la casa (ya tengo closet y lugar para poner las cosas de la cocina y del baño) el señor se apareció acusándonos de extranjeros porque según él los caraqueños no tienen la costumbre de trabajar los domingos. El tipo supongo yo, no debe haber salido en su vida de Los Palos Grandes.De paso amenazó con llamar a la policia. Todo esto y nisiquiera era de noche. El tipo llegó a decir que no podíamos ni hablar porque lo perturbabamos. Ya habíamos tenido un pequeño encuentro anterior cuando el susodicho nos pidió que bajaramos la música. Que no estaba alta y apenas la escuchabamos nosotros. Eso si coherentemente a su solicitud él se puso a lavar la ropa en una lavadora que hacia todo el ruido del mundo. Lo único bueno que tiene el vecino, según mi hermano, son las nietas. Están bien buenas.

Anuncios

7 comentarios en “El vecino de al lado

  1. La verdad es que en mi casa lograron neutralizar a TODOS los vecinos gruñones… los invitamos a una rumba a la casa. Hasta hicimos chistes sobre mi carro, que tiene tan mal aspecto en comparación a los otros vehículos alemanes de la cuadra, que una vez llamaron a la policía. Ahora solo se ríen y me preguntan cuando me regreso a Venezuela.Un beso de la rosada Miami

  2. por lo que veo hay algo estraño con respecto a la ubicacion de sus apartamentos. si como dices, que se oye todo lo que sucede en el apartamento de al lado, debe ser q comparten alguna tuberia de ventilacion o sus ventnas estan muy pegadaspero como dice yta, organiza una rumba y los invitas a ver si se le pasasaludos

  3. Jajajajajaja…Eso era el colmo!! El man gruñe por los ruidos inaudibles de ustedes y ustedes se tienen que “calar” la indiscreta lavadora del man?¿No han considerado amenizar con un cuatro y una copla el ritmo que les imprima la lavadora?¿No sería buena idea invitar al gruñón “mantuano desubicado” a un condumio “fatto in casa” para que se le aplaquen las malas vibras?¿No se ha quejado de las carcajadas de tu novia que se oyen desde la cocina hasta el patio colindante que, seguramente, hace que le lleguen las ondas sonoras a él?¿Será que sí es un ser que nunca ha salido de su casa? Por qué no lo invitan a visitar el Avila y ver el tamaño de la ciudad para que sepa que no es el único y que bien puede darse por agraciado de no vivir en medio de una de las muchas sanpableras que hay en nuestra intranquila pero siempre linda Caracas?¿Será que te acuso con tu novia de andar espiando chicas lindas? Jajajajajaja.. Tranquilo que “ojos que no ven, corazón que no siente”… y soy pana y me lo encaleto. ¡Eso sí! tampoco te voy a decir si acaso se le queda viendo ella a un “culito” por ahí… jajajaja…Humildes propuestas de Laura:a) Ne pas faire une tempete dans un verre d’eau: o sea, no le paren y sigan su vida. El viejo se cansará de reclamar o reclamará por todo y listo, ya se puede considerar “ruido de fondo” en la vida de ustedes.b) Como diría el buen Luis Carlos: “si no puedes con ellos, confúndelos”. Pon a todo volumen una sublimidad de Handel y un “arrebato oscurantista con aspiraciones de redención” a lo Beethoven… y pones en volumen harto moderado a los autores italianos, el jazz y la música de ustedes. Si se queja de las cosas más sublimes y apasionadas de los clásicos, ya puedes sacar una buena conclusión: el viejo es un jodón de oficio que no sabe nada de sentires, afectos ni emociones. Jode por joder y no dejará de hacerlo a pesar de toda la consideración que tengan ustedes en no hacerle ruido, sólo oirá lo que no dejaron de “embullecer” ustedes y no lo que “silenciaron” de su rutina… c)Invitar al viejo a comer en casa un fin en un “almuerzo organizado para los vecinos de al lado”. Lo ponen a cantar con ustedes y un cuatrico o lo ponen a él a tocar las maracas. Seguro que termina bailando joropo recio y cepillao y más nunca los va a fastidiar sino para invitarlos, por enésima vez, “a tomarnos unas friítas, muchachos”… Suerte con el man y sigan viviendo sus vidas. A los fastidiosos a veces hay que ignorarlos un poquito!

  4. Aclaro que no vivo en un apartamento.Si no en un anexo.Y no Laura, yo a mi pesar no me pude bucear a las vecinitas ajjajja…fue mi hermano quien lo hizo . A ver si sigo tu sabios consejos… jajajaja

  5. He quedado encantada con ese tumbao caraqueño que tiene tu blog, ¿y es que acaso después de los leones esculpidos, de El Avila, Cabré, Villanueva, de la pereza de la Plaza Bolívar que buscando un nivel de vida mejor huyó a Chacao, hay algo más capitalino que un vecino amargado, metiche, extranjero, esquizofrénico o pantallero?Lo cierto es que ¡yo debí ganarme las llaves de la ciudad!, no el cretino de Galarraga con su mansión en San Francisco. Esa avenida en Las Mercedes debe ostentar mi nombre, porque si alguien sobrevivió a todos esos especímenes fui esta que está aquí, y el que no me crea merecedora de dicho reconocimiento: mis últimos colindantes, bien foráneos ellos, nos dejaron a mi casera, mis amigas y a mí, una tarjeta de despedida de 10 millones de bolívares por concepto de aguas negras, ya que tenían años robándose nuestro servicio en Hidrocapital, gracias a una improvisada, truculenta tubería que su hijo, el mayor, el orgullo de la familia, el ingeniero, había ideado.¿Será que le pido a Juan Barreto las llaves antes de que colpase su agenda con las expropiaciones de los campos de golf? ¿Y si me pide el número de mi vecino ingeniero para solventar el problema de irrigación de la zona, qué hago?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s