El miedo a la velocidad

Confieso que soy un optimista de la sociedad de la información. Del mundo organizado en torno a redes (sociales y electrónicas), de la horizontalización de los medios, de la perdida del principio de autoridad, de la hibridación, de las identidades múltiples, de la revalorización del individuo frente a la masa. Creo que todas estas cosas son positivas y nos pueden servir para un mundo mejor, más democrático y en el que todos tengamos mejores oportunidades.Pero en medio de mi optimismo hay una duda fuertemente cuestionadora de la sociedad en que nos toca vivir.Una, que cuando la leí por primera vez me hizo pararme a pensar y es la que hace el intelectual francés Paul Virilio sobre la velocidad de la vida actual, sobre la aceleración con que vivimos y la capacidad humana de absorber ese cada vez mayor volumen de información. A veces me pregunto si es realemnte necesaria tanta velocidad, tanta información junta.

Le decian a uno en la universidad que la información existia para reducir la incertidumbre, pero resulta que todos hoy en día mientras más información tenemos más confundidos estamos. Por que de paso hay informaciones y visiones para todos los gustos y opiniones, y de paso la información en los medios es cada vez más pobre. Los medios tienen cada vez más noticias y menos análisis, menos interpretación que fue uno de los grandes logros del periodismo.. Con más tecnología hemos regresado sobre todo al periodismo de principios del siglo veinte. Ese que era pura información de actualidad con casi nada de contexto. Porque no nos llamemos a engaño los diarios carecen cada vez más de informacón contextualizada sobre todo la generación de gratuitos de información general . En la televisión sucede algo similar: los acontecimientos se narran uno detrás de otro, generalmente contadas por su impacto espectacular y escasamente con contexto. El dato para crear adicción a esa información, el comentario y la espectacularidad que permita mantener cautiva a la audiencia parece ser lo más importante. Lo que no termina de estar muy claro es a dónde nos lleva esto. Al menos no para mí. Virilio lo tiene clarisimo: la aceleración de la realidad , la aceleración de la información solo nos conduce ala bomba informática. Que es también una guerra permanente por nuestros cerebros. ¿sabremos bien parados de esta guerra? ¿Nos aislaremos para escapar de ella ? ¿servirá más bien para que solo nos escuchemos a nosotros mismos y a quienes peinsan igual?O por el contrario podremos aprender a surfear en medio de la vorágine informativa para lograr un poco más de certidumbres.

———

El articulito de la semana en el semanario.Aunque allí saldrá una versión recortada que no edité yo.

Anuncios

2 comentarios en “El miedo a la velocidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s