colonizadas

.flickr-photo { border: solid 2px #000000; }.flickr-yourcomment { }.flickr-frame { text-align: left; padding: 3px; }.flickr-caption { font-size: 0.8em; margin-top: 0px; }


colonizada-150dpi, originally uploaded by rodoarico.

En La Petit Claudine, uno de los blogs de la red Elastico, me tropiezo con un enlace al sitio argentino de Mujeres Públicas.Un grupo de mujeres que defienden sus derechos haciendo campañas no convencionales cargadas de ironía como la que se puede ver en este afiche.

La Petit Claudine es para mi uno de los blogs con mayor personalidad que conozco que tiene una mezcla de personal,cibercultura,geek y fashion.Sutimente irreverente.Bueno la verdad es que todos los blogs elásticos tienen lo suyo.

Anuncios

Un comentario en “colonizadas

  1. Interesante el método de denuncia, sin duda alguna. El feminismo me apasiona sabes, pero a veces creo que como modelo ha fracasado en el sentido de que se ha dejado llevar por muchos paradigmas.Aunque duele y salga costra al decirlo, ¿cuántas no hemos caído en esas desgracias? Porque queremos o porque nos llevan, que el peo de verse una cana o una raíz negra no es algo por lo cual vayan a matarte. Una vez, mi querida tutora, madrina y amiga me comentaba, a propósito de la disertación teórica sobre mi tesis, que el feminismo había terminado de esclavizar a la mujer. De entrada la teoría me parecía volada, pero cuando nos pusimos a analizar es cierto, muy cierto. Si antes, por lo menos en lo que respecta a la tradicción occidental, el asunto se resumía a cásate, ten tu muchacho y se maestra o enfermera,ahora no sólo tenemos que buscar la profesión que nos de más plata y trabajar más de diez horas diarias, sino también ser la mamá que se reparte en tres para llevar el chamito al deporte, a la clase de música, a la natación. A la par, tenemos que lanzarnos el trote al Ávila tres veces por semana o guardar nuestras miserables quincenas para un GYM, con la esperanza de que el marido no se antoje de redondeces mejor acomodadas. Es justo que se nos exija cierta cuota de intelecto, que sepamos hablar en público ante los amigos del marido; siempre que todo eso no estorbe en la cama, ya que por supuesto, también impera la necesidad de ser una amantísima amante. No se si me sigues, pero en distintas etapas de nuestras vidas adoptamos algún perfil de esas barcas de Colón. Y la vida se nos jode cuando todas se nos cruzan.Buen post para la reflexión -por lo menos de una feminista, jejejej-Te abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s